26 ene. 2014

La importancia de ser un mago blanco

¿Nunca os habéis adelantado a los acontecimientos y cuando estos han llegado ha pasado lo que pensabas que iba a suceder? Personalmente me suele pasar muy a menudo tanto con cosas negativas como con cosas positivas (bueno, también me pasa mucho que los acontecimientos sean peores de lo que me esperaba pero ahora no viene a cuento). Tampoco tiene mucho misterio esto ya que la gran mayoría de las veces simplemente se trata de saber sumar dos más dos.

¿Os acordáis de la socorrista aquella que la lió parda? Sí, la que tiene toda la pinta de firmarse todo lo que sea verde. Pues en mi trabajo hay una que parece empeñada en emularla, ya conté en un post que como no tengo apenas olfato no me enteré de que casi  acabamos en la estratosfera por mezclar compuestos de esos que jamás de los jamases se deben mezclar entre sí. El otro día lo volvió a hacer, incluso con los mismos compuestos, y claro, por lo visto mi jefe se puso hecho una furia. Yo ese día libraba pero me llamó un compañero para contarme lo que había pasado.

El caso es que le comenté a mi compañero que dudaba mucho de que la despidiera porque la vez anterior le regañó un poco pero enseguida se le pasó el berrinche. Al día siguiente fui a trabajar tan normal y me encontré a la chica que estaba esperando a nuestro jefe para firmar el finiquito, para no delatar a nadie la saludé como si no supiera nada y dejé que ella misma me contase lo que había pasado hasta que llegó el momento cumbre de su exposición cuando se refirió al jefe como "hijo de puta, arrastrado y amargado", yo contemplaba la escena con los ojos como platos no por lo que ella me estaba contando sino porque el jefe llevaba unos cinco minutos apoyado junto a la puerta y escuchándola. Pensaba que le iba a montar un pollo pero sólamente le dio a firmar los papeles y le dijo que no quería verla más por aquí. Mi jefe se me quedó mirando y me dijo que había hecho bien echándola. "No sé yo, que ahora ya sabemos como hace los cócteles molotov" le contesté, para quitarle hierro al asunto.

Blood and rainbows taint the blue skies
Heart wide open, diamond eyes cry
White rabbit holes pull me inside

I fall deep
You kill the pain, my opiate
5-HT
Rush to the brain, my opiate

Rush to the brain
Rush to the brain

Clouds on oceans drifting in time
Mind blissed in circles and lines
White rabbit holes pull me inside

I fall deep
You kill the pain, my opiate
5-HT
Rush to the brain, my opiate

And it's ripping through my heart when you kiss me
Feel you beating in my heart and running through my veins
And it's ripping through my heart when you kiss me
Feel you beating in my heart and running through my veins
And it's ripping through my heart when you kiss me
Feel you beating in my heart and running

I fall deep
You kill the pain, my opiate
5-HT
Rush to the brain, my opiate

21 ene. 2014

Liebster Award

Tenía pensado haber hecho este post hace una semana pero por temas logísticos (vamos, que estaba sin portátil) no ha podido ser.


Pancho (muchas gracias, me ha encantado que te alegres de mí) me ha nominado a un premio, el Liebster Award, en el que sólo falta destruir un anillo mágico en un volcán. La virgen, que de cosas pide el premio... Esta es la lista de cosas que según el susodicho premio hay que hacer, agarraos a la silla:

1. Nombrar y agradecer al blog que te lo concedió
2. Responder a las once preguntas que se formulan.
3. Enumerar once cosas de ti.
4. Conceder el premio a once blogs con menos de 200 seguidores.
5. Formular once preguntas para que respondan los blogs a los que concedas el premio.
6. Visitar los blogs que han sido premiados junto al tuyo.
7. Informar a los blogs su premio.

Bueno, como ya le he dado las gracias a Pancho voy a la parte en la que tengo que conseguir lágrimas de unicornio, ah no, me comunican que ahora tengo que contestar a once preguntas. Allá va.

1. ¿Qué manía tuya desespera más a tus conocidos?

Que me cruja las articulaciones.

2. Si ganas un billete para otro pais ¿dónde irías?

Volvería sin dudarlo a Suecia y Rusia y me encantaría ir a Australia y Canadá.

3. ¿Cuál es tu concepto de felicidad?

Cuando sientes que no cambiarías nada o casi nada de tu vida.

4. Un recuerdo bonito que atesores

Mi viaje a Islandia, era como estar en otro mundo.

5. Una golosina de tu infancia que recuerdes

Los profiteroles de mi tía Olvido.

6. ¿Cuál es el regalo que has dado a alguien y consideras más especial?

Un concierto privado.

7. Tu flor favorita

Los lilium.

8. ¿Qué significado especial tiene el título de tu blog?

Fue una sugerencia de Pimpf que me gustó mucho.

9. ¿Sobre qué tema nunca tratado en tu blog te gustaría publicar?

Casi no tengo tabúes a la hora de escribir así que cualquier tema es bienvenido.

10. ¿Cómo sería la venganza perfecta?

No soy vengativo, puestos a elegir prefiero sentir indiferencia a andar maquinando una venganza contra alguien.

11. Si te hicieras un tattoo, ¿qué te harías y por qué?

Una rosa de los vientos, sobran las explicaciones, ¿no?

Siguiente paso: tengo que decir once cosas de mí.

-Una vez me llamaron de El diario de Patricia pero me negué a ir
-De pequeño tenía un ojo verde y otro gris, luego al subirme las dioptrías el color hizo una fusión que ni las de Full Metal Alchemist
-Si alguien me hace pasar vergüenza ajena, enseguida me alejo de esa persona
-Con esta los profesores me vais a matar, pero adelante, nunca me ha preparado un examen con más de tres días de antelación (exceptuando el de la oposición, claro)
-De pequeño aparte de chelista, quería ser técnico forense, me encantaba siempre que en una serie o una película aparecían ellos tomando muestras de todo. Aunque aquí en España los técnicos forense no tienen mucho que ver con los de las series estadounidenses.
-No suelo darle importancia al físico pero para que me guste alguien me tiene que gustar todo de esa persona. Si no me enfrío enseguida y pierdo el interés en cero coma.
-En el instituto pensaban que era familiar de una chica cuyo primer apellido era mi segundo apellido y de un chico con el que compartía primer apellido. Ambos iban a mi clase.
-Llevé el pelo azul durante cerca de medio año.
-He visto ocho veces en directo a Najwa Nimri, aunque me gusta como actriz creo que ha sido todo un acierto que su faceta como cantante cada vez más preponderancia
-No me gusta nada llamar la atención, la vida es más sencilla cuando no tienes cien ojos o los que sean pendientes de ti.
-De todas las épocas, la que más me fascina con diferencia es la victoriana. Siempre que pillo alguna exposición del Romanticismo o el Prerrafaelismo allí estoy.

Ahora tengo que daros el premio a once de vosotros, el premio dice que se lo dé a gente que tenga menos de 200 seguidores:

Haddoquin
Un-angel
Driver GT
Aristio
Pimpf
Juan Carlos
Dooms
Pumara
Damian
Parmenio
Gary Rivera (Algunos tenéis más de 200 seguidores pero no quería que me diera un aneurisma, no es obligario que lo hagáis pero reconozco que tengo bastante curiosidad por las respuestas de Haddoquin, Driver, Aristio y Un-angel)

Por último he de haceros once preguntas:

-Último concierto en el que has estado
-Última película que has visto
-Último libro que has leído
-Si pudieras volver atrás en tu vida ¿qué cosa que hiciste te gustaría borrar?
-Relacionado con la pregunta anterior ¿qué cosa que no llegaste a hacer hubieras hecho?
-¿Cómo te gustan, tanto de carácter como de físico, los hombres/las mujeres/los viceversas?
-¿Cuál es tu plato favorito?
-¿Te irías a vivir fuera de tu país?
-Cuenta una anécdota embarazosa
-¿Cómo serían tus vacaciones perfectas?
-¿Cuál es el capricho más caro que te has dado?

Esto es todo por hoy, mañana ya empezaré a pasarme por vuestros blogs para ponerme al día.

Llego tarde como siempre, ya lo ves.
¿Qué hora es?
No quiero contarte lo mismo una y otra vez.
Hablo poco,
bebo más de lo debido.

No digo nada,
todo en mí parece repetido,
y ahora siento que tienes cara de otro.

Solo quiero estar callada,
te veo fuera de foco,
y te esfumas poco a poco,
como el humo de un cigarro.

Y gritaré, gritaré hasta llegar a tí.
Gritaré, gritaré hasta llegar a tí.

Y si estás tan acabado,
fumigado, aniquilado,
arrasado y envasado por estar aquí a mi lado.

Gritaré, gritaré hasta perder la voz.
Porque cuando aura en voz baja,
no te paras a escuchar.

Sin más estaba en luna llena,
quedaba sin manada,
a punto de extinción.
Oscura como mi sombra,
que perdió tu silueta por error.

Y gritaré, gritaré hasta que encuentre una razón.
Soy el último primate convertido en francotirador.

Y ahora apunto hacia tu cráneo,
porque el pulso no me fallará,
me queda el desempate,
remitido y desarmado,
mi amor no fue lo bastante.

Y gritaré, gritaré hasta llegar a tí.
Porque el tiempo nos espera y nos dará la razón

10 ene. 2014

De pájaros y perros

Hace ya tiempo un amigo mío formuló una teoría. Según él todo el mundo tenemos cara o de pájaro o de perro, pero no se queda ahí su teoría, ya que sabe distinguir entre especies y razas. Según él otro amigo tiene cara de husky y yo tengo cara de urraca, por ejemplo. Y más de una vez cuando vamos por la calle o estamos en algún lugar se ha puesto a sacar parecidos con gente que tenemos alrededor. Dicha capacidad suya incluso ha dado para una especie de lenguaje en clave que ha dado pie a muchos momentos memorables.

Una foto mía según mi amigo
El otro día una compañera de trabajo aprovechó que estábamos en una cafetería para sacarle parecidos a todos los que había sentados (sí, los camareros también recibieron su parte) pero mi compañera rizó el rizo e hizo un barrido por todas las clases de animales pasando de las aves, a los insectos, los peces, los anfibios... Ni Félix Rodríguez de la Fuente habría dado unas descripciones tan precisas. No pude resistir la curiosidad y le pregunté sobre que parecido me sacaba a mí y me contestó al momento y sin dudar que me parecía a una grulla. Al menos tampoco me ha sacado parecidos con algún animal feo.

¿Vosotros qué pensáis de estas teorías? ¿Alguna vez os han sacado parecido con algún animal? Igual me acabo arrepintiendo pero los que me habéis visto ya ¿qué parecido me sacariais?

Dog goes woof
Cat goes meow
Bird goes tweet
And mouse goes squeak

Cow goes moo
Frog goes croak
And the elephant goes toot

Ducks say quack
And fish go blub
And the seal goes ow, ow, ow

But there's one sound
That no one knows
What does the fox say?

Ring-ding-ding-ding-dingeringeding!
Gering-ding-ding-ding-dingeringeding!
Gering-ding-ding-ding-dingeringeding!
What the fox say?

Wa-pa-pa-pa-pa-pa-pow!
Wa-pa-pa-pa-pa-pa-pow!
Wa-pa-pa-pa-pa-pa-pow!
What the fox say?

Hatee-hatee-hatee-ho!
Hatee-hatee-hatee-ho!
Hatee-hatee-hatee-ho!
What the fox say?

Joff-tchoff-tchoffo-tchoffo-tchoff!
Tchoff-tchoff-tchoffo-tchoffo-tchoff!
Joff-tchoff-tchoffo-tchoffo-tchoff!
What the fox say?

Big blue eyes
Pointy nose
Chasing mice
And digging holes

Tiny paws
Up the hill
Suddenly you're standing still

Your fur is red
So beautiful
Like an angel in disguise

But if you meet
a friendly horse
Will you communicate by mo-o-o-o-orse?
Mo-o-o-o-orse?
Mo-o-o-o-orse?

How will you speak to that ho-o-o-o-orse?
Ho-o-o-o-orse?
Ho-o-o-o-orse?
What does the fox say?

Jacha-chacha-chacha-chow!
Chacha-chacha-chacha-chow!
Chacha-chacha-chacha-chow!
What the fox say?

Fraka-kaka-kaka-kaka-kow!
Fraka-kaka-kaka-kaka-kow!
Fraka-kaka-kaka-kaka-kow!
What the fox say?

A-hee-ahee ha-hee!
A-hee-ahee ha-hee!
A-hee-ahee ha-hee!
What the fox say?

A-oo-oo-oo-ooo!
Woo-oo-oo-ooo!
What does the fox say?

The secret of the fox
Ancient mystery
Somewhere deep in the woods
I know you're hiding
What is your sound?
Will we ever know?
Will always be a mystery
What do you say?

You're my guardian angel
Hiding in the woods
What is your sound?

(Wa-wa-way-do Wub-wid-bid-dum-way-do Wa-wa-way-do)

Will we ever know?

(Bay-budabud-dum-bam)

I want to (Mama-dum-day-do)
I want to
I want to know! (Abay-ba-da bum-bum bay-do)

2 ene. 2014

El lobo de ojos de jade

Por fin hemos cambiado de año y ya sólo nos queda la vorágine de los reyes magos antes de volver a la rutina (aunque servidor no se ha librado de tener que trabajar estos días).

Desde que era pequeño en mi familia es muy raro cenar en casa en Nochevieja, siempre vamos a algún restaurante o algún hotel a cenar en la última noche del año y en esta ocasión hemos seguido perpetuando esa tradición no escrita. Este año cenamos en un hotel por el que paso siempre para ir al trabajo. Mi prima Elia estaba encantada con que fuera el hotel donde suelen alojar a los del programa de los tronistas (lo llego a saber y elijo otro hotel). Tan sibarita para algunas cosas y tan choni para otras...

Media hora antes de tener que salir de casa todavía estaba saliendo de la ducha y como siempre que voy con prisas o no sé que ponerme acabé tirando de lo más discreto y básico que tengo en el armario. Como no puedo ni con los pantalones de traje ni con los zapatos de vestir me puse unos vaqueros negros y unas botas y por arriba camisa, americana y abrigo negros también pero para no parecer el empleado de una funeraria me puse una corbata plateada. Claro que ir de blanco y negro para esta ocasiones me parece tan de camarero... Ah, y unos boxer ajedrezados que eso de la ropa interior roja en esa noche me parece una catetada tan grande como lo de ponerse la vela verde en el Whatsapp.

Para cenar éramos mi abuela, mi ya mencionada prima, mi primo Luis y mi primo Julio y su mujer y nos pusieron justo en la mesa del centro y nos encontramos con una familia que había sido vecina nuestra años ha. Aunque sólo me acordaba de la hija pequeña porque es la que era de mi edad. Precisamente cuando nos estábamos saludando su hermano dijo de una forma muy poco discreta (y rodeados por su familia y la mia) al verme "¡Cuanto has cambiado! Aunque sigues teniendo los ojazos de siempre ahora eres un lobito la mar de encantador". Lo que pasa es que los aspavientos que hacía mientras lo decía se encargaron de matar cualquier posibilidad. Y eso que según mi prima no me quitaba ojo.

Mi prima reclamó su parte de protagonismo cuando queriendo hacernos una foto a todos nos dejó claro que ella sí sigue la tradición de la ropa interior roja. Menos mal que la mesa era un poco alta y que sólo parecí darme cuenta yo que para algo estaba sentado a su lado, hice un "rolling eyes" como dirían los británicos nada más ver sus bragas de encaje y, no sé si por mi reacción o por la situación en sí, pero se empezó a reir de forma nerviosa mientras se afanaba en recolocarse el vestido. No contentos con eso a la mujer de mi primo se le había subido también el forro de la blusa y nos ofreció una preciosa panorama de su sujetador también rojo.

La cena no me gustó porque pusieron bacalao (uno de los pescados que menos me gustan) y el solomillo estaba requemado por fuera pero crudo por dentro y a mí me gusta la carne muy hecha.

Después de la cena el plan era fiesta con karaoke en casa de un amigo que vive en Aravaca pero antes pasé por casa para cambiarme de ropa y ponerme un polo de rayas, unos vaqueros y la trenka. El año pasado, cuando aún seguía en San Sebastián, el plan fue el mismo pero cambiando el karaoke por disfraces. Yo fui de mecánico, por si os lo preguntáis. Ah, y no canté esta vez pero si os sirve de consuelo casi me hago un Isadora Duncan cuando mi palestina se enredó con uno de los limoneros del jardín de mi amigo.


En la puerta del Sol
como el año que fue.
Otra vez el champagne,
y las uvas,
y el alquitrán,
de alfombra están.
Los petardos que borran sonidos de ayer,
y acaloran el ánimo
para aceptar que ya pasó uno más.

Y en el reloj de antaño,
como de año en año,
cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo,
cinco minutos antes de la cuenta atrás.

Marineros, soldados,
solteros, casados,
amantes, andantes
y alguno que otro cura despistao.
Entre gritos y pitos,
los españolitos enormes,
bajitos, hacemos por una vez,
algo a la vez.

Y en el reloj de antaño,
como de año en año,
cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo,
cinco minutos antes de la cuenta atrás.

Y aunque para las uvas hay algunos nuevos,
a los que ya no están echaremos de menos.
Y a ver si espabilamos los que estamos vivos
y en el año que viene nos reímos.

1, 2, 3 y 4 y empieza otra vez.
Que la quinta es la una,
y la sexta es la dos,
y así el siete es tres.

Y decimos adiós.
Y pedimos a Dios
que en el año que viene,
a ver si en vez de un millón
pueden ser dos.

En la Puerta del Sol
como el año que fue.
Otra vez el champagne,
y las uvas,
y el alquitrán,
de alfombra están.