31 ago. 2014

Un portazo en el armario

Hace unos días salió al armario la española que casi gana Miss Universo el año pasado en la salida del armario más natural y bonita que he visto nunca. Aparte de tirar por tierra el topicazo de que las lesbianas son sólo cuatro marimachos con camisa de cuadros y pelo corto. Haciéndose eco de la noticia la presentadora Sandra Barneda quiso hacer unas declaraciones que aquí comparto.

Tengo que reconocer que me ha parecido forzado y poco documentado y aunque su intención fuera buena y sincera me da la impresión de que lo ha hecho simplemente por subirse al carro y darle algo más de audiencia a su programa. Aunque mucha gente aplaude sus palabras mucha otra gente la ha criticado amparándose en que como personaje famoso tiene la obligación moral de hacer pública su orientación sexual. No estoy de acuerdo en eso, creo que, aunque sigue habiendo homofobia, hoy en día es más efectivo apostar por la normalidad que por la visibilidad exacerbada. Entiendo que haya tanto gente que esté muy cómoda y a gusto en el armario como gente que haga de su orientación sexual el leitmotiv de su vida pero en mi caso no condiciona mi vida ser homosexual, al igual que no la condiciona el tener los ojos verdes, el haber sido inmigrante, el que me guste sentarme atrás en el cine o el ser hijo único.

Volviendo a la supuesta obligación moral que tienen o no tienen los famosos a la hora de hacer pública su orientación sexual creo que por muy famosos que sean tienen el derecho a elegir cuando y como hacerlo público e incluso a no hacerlo público pero que es muy cierto que normalmente los famosos suelen ayudar con sus testimonios a gente que tiene dudas o que no termina de estar a gusto consigo misma. Aparte de que los famosos tienen una ventaja a la hora de salir del armario que no tenemos los anónimos, cuando un famoso sale del armario basta con que lo diga una vez para que todo el mundo se entere y si hay algún rezagado se acabará enterando también aunque tarde. En cambio a los anónimos repetir la misma letanía cada vez que llegamos a un lugar nuevo o que conocemos a alguien.

Comete un error muy de principiante Sandra al decir que la orientación sexual es privada, no, a fin de cuentas todos sabemos quien es hetero, quien es bisexual, quien es gay y quien es lesbiana en nuestro entorno e incluso conocemos personas que no sabemos bien si están en una acera, en la otra o en la mediana, y no pasa nada. Lo que es privado es la vida sexual de cada uno. Mi madre es hetero y mi padre también lo era pero desconozco y, tampoco es un asunto que me incumba, su vida sexual.

Aparte de cometer errores garrafales en el fondo también los comete en las formas, y es que aunque su intención fue un discurso neutro que abogase por la libertad parece más bien el discurso de alguien que está muy a gusto en su armario y que ataca a aquellos que prefieren compartir esa información valiéndose de su condición de personajes famosos, populares, conocidos o como queramos llamarlo. De hecho recuerdo leer hace tiempo que salió elegida como una de las lesbianas más influyentes del país, lo que hace que sus palabras del otro día sean más extrañas aún.

Por último hace gala del colmo de las incoherencias renegando de las etiquetas pero definiéndose como mujer y como Sandra. Para empezar somos etiquetados y etiquetamos y aparte todos tenemos múltiples etiquetas. Ser activo, pasivo o reversible ya es una etiqueta. Ser alto, ser gordo, tener el pelo castaño o ir rapado también son etiquetas. Ser el hijo de, el amigo de, el hermano de, el sobrino de o el primo de también son unas etiquetas bastante extendidas. Incluso el mero hecho de llamarse Sandra, Pedro, Raúl o Laura ya son etiquetas. Por no hablar de dos etiquetas que bien podríamos considerar como las etiquetas por antonomasia como son "hombre" y "mujer". En fin, que lo suyo ha sido el discurso más confuso de cuantos he escuchado en toda mi vida.

No quiero evitar las leyes naturales...
pero venceré en este juego de animales.

Resistiré en el canto de las bestias
y a cada paso creceremos venenosos.
Tanta brutalidad no acabará con nosotros...
Ya no somos criaturas de este mundo.

Sube la tensión, aullamos como fieras...
no quemar el sol será nuestra grandeza.

La pareja tóxica que dominará el planeta...
desnudos en la tierra conquistando la belleza,
derribando la penumbra con nuestras puertas abiertas...
Leñador y la mujer América.
América
América
América

25 ago. 2014

Vuelta atrás pero sólo a medias

Un par de semanas antes de irme de vacaciones me encontré con un ex. Dicho así parece que la cosa no tiene ningún misterio pero ni fue un encuentro normal ni éste es un ex más. Sólo estuve cuatro meses con Darío pero fueron cuatro meses muy intensos y lo nuestro se terminó por presiones de fuera (básicamente que la mayoría de mis amigos no le tragaban y le hacían el vacío) y que él estaba en una época de su vida en que no conseguía centrarse mientras que yo ya estaba fijo en mi trabajo de entonces y eso le provocaba frustración.

En estos cinco años desde que han pasado desde que lo dejamos me he cruzado alguna que otra vez con él pero siempre tenía la ventaja de verlo yo primero para evaporarme. Hasta hace cosa de mes y medio, que volvía de casa de unos amigos y como no viven muy lejos aquel día me fui a casa dando un paseo cuando noto que alguien a mi espalda dice "Christian, ¿eres tú?". Después de tanto tiempo me había reconocido de espaldas y como digo, esa vez no tuve escapatoria. Nos pusimos un poco al día y nos pasamos los números para seguir hablando por WhatsApp.

Antes de irme de vacaciones quedamos dos veces. La primera vez básicamente hablamos mucho del pasado, poco del presente y nada del futuro y a la semana siguiente volvimos a quedar pero me pareció entrever un par de intentos de ir a más (ya me entendéis) por su parte pero al ver que ni siquiera lo rechazaba sino que directamente ignoré esos intentos no volvió a insistir. Y es que volver con un ex, aunque sólo sea para un polvo lo veo un gran error. Después de esa noche preferí quitarme de en medio para no darle a entender lo que no era.

Y una vez más hasta ayer, quien me iba a decir que después de tanto evitarle para evitar acabar discutiendo ahora es como si me oliese porque estaba en la terraza de una cafetería de Montera con dos amigos cuando de repente apareció Darío. De mis amigos ella lo conocía pero a él no lo conocía aún cuando estaba con Darío así que en cuanto se acercó mi ex preguntando cuando había vuelto de vacaciones y, al percatarse de la mirada glacial de mi amiga, se fue diciendo que ya hablaríamos por WhatsApp.

Yo ya me olía lo que algo rondaba su cabeza y cuando una hora después comenzamos a hablar me acabó preguntando si había pasado algo el último día que me hubiera podido molestar y le contesté que molestarme no era la palabra pero a su vez le pregunté si quería o esperaba algo concreto de nuestro reencuentro. Me dijo que simplemente le había gustado esto que veía como una segunda oportunidad a lo que le tuve que decir claramente que no le veo sentido ni a volver con un ex ni siquiera para una noche y entonces me dijo que por eso no me preocupase, que es cierto que tenía pensado que, si no ahora, dentro de un tiempo lo volviéramos a intentar pero que aún así también se planteaba recuperar la amistad que teníamos antes de que fuéramos pareja. Y que sus amigos estaban muy contentos con volver a saber de mí porque siempre me han apreciado y no entendían porque me distancié de ellos (cosa que hice para acabar con que todas nuestras conversaciones acabasen versando sobre Darío y yo).

Ace on an unbroken line, ace of hearts
Mariner of the time, another ace of hearts
Sweet possessions of cards, that you take
From each Victoria box, that you break

You break the ace of hearts that break too much
Hearts that cannot be refused on your watch
Break the ace of hearts

Shed your clothes, shed your name, ace of hearts
Aces among the tame, another ace of hearts
Hearts to make yourself free, yes you will
Make free of the cities where time stands still

You break the ace of hearts that break too much
The bombs that cannot be defused by your touch
Break the ace of hearts
Break aces of hearts
Break all aces of hearts

Break the ace of hearts
Break aces of hearts
Break all aces of hearts

20 ago. 2014

El hype que no cesa

Si hay algo que consigue hartarme con suma rapidez son los hypes, esas modas que suelen ir acompañadas de un bombo publicitario brutal. Y la última me parece tan particularmente absurda como ridícula: Y es que para protestar y concienciar sobre sobre la esclerosis lateral amiotrófica (abreviada como ELA) muchos famosos se han grabado tirándose un cubo de agua con hielo: Bill Gates, Lady Gaga, Cristiano Ronaldo, Taylor Swift o Chris Pratt son algunos de los famosos que se han sumado a esa iniciativa. No seré yo quien critique cualquier acción altruista pero ¿no sería más altruista aún que esos famosos, que todos o casi todos nadan (y nunca mejor dicho) en la abundancia, donasen una sustanciosa cantidad de dinero para esa causa?

Al menos Charlie Sheen ha querido rizar el rizo y se ha tirado un cubo que contenía 10.000 dólares, cantidad que ya ha donado para dicha causa. Siempre he tenido la impresión de que, por mucho que me gustase su participación en Dos hombres y medio, dejaba un tanto que desear como persona, y es que estar metido siempre en polémicas no sólo me parece la más desastrosa forma de promoción sino que a la larga es perjudicial. Y si no que se lo digan a Miley Cyrus.

Luego hay hypes que te dejan con cara de idiota, como de repente y por obra y gracia de una deidad milenaria o por la mera estupidez humana se lleven las barbas. Yo que suelo llevarla desde hace años me quedo haciendo cruces cada vez que veo a alguien que me ponía a parir por llevar barba y ahora veo que la lleva tan alegremente porque hay que ir a la moda. Y esto me ha pasado unas cuantas veces. Lo más gracioso es que ahora que llevan barba quieren llamar mi atención a toda costa. Como le dije a uno que es particularmente pesado "Aprovecha que el día que se ponga de moda tener personalidad no sé cómo lo vas a hacer".

Y es que las barbas son el equivalente masculino al rapado lateral que llevan muchas mujeres. Otra moda que también me gusta pero que da mucho que pensar porque antes ninguna lo llevaba no sean que la confundan con una sucia punky o algo peor. El día que esos hypes mueran los hombres con quitarse la barba lo tienen todo hecho pero ¿qué será de las que se han deforestado un lado de la cabeza por moda y no porque realmente les guste? La ropa es otra cuestión, y es que algunos de mis amigos no terminan de entender que me guste saber lo que se lleva para luego acabar yendo como me dé la gana, como si hubiera alguna obligación con respecto a ese ingrato mundo que hoy ensalza algo para luego condenarlo a la ignominia cuando pasan los seis meses de rigor.

De todas formas los hypes también me han dado alguna que otra alegría (sobre todo en cine, series y música) como American Horror Story o Florence + The Machine, aunque los disfruto después del hype que mientras éste dura.

When we first came here
We were cold and we were clear
With no colours on our skin
We were light and paper thin

And when we first came here
We were cold and we were clear
With no colours on our skin
Till we let the spectrum in

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'l never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

And when we come for you
We'll be dressed up all in blue
With the ocean in our arms
Kiss your eyes and kiss your palms

And when it's time to pray
Dressed up all in grey
With metal on our tongues
And silver in our lungs

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

And when we come back we'll be dressed in black
And you'll scream our names aloud
And we won't eat and we won't sleep
We'll drag bodies from a ground

So, say my name
And every colour illuminates
And we are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
And every colour illuminates
We are shining
And we'll never be afraid again

Say my name
We are shining
Say my name
Say my name
And we'll never be afraid again

14 ago. 2014

Rain on the parade

Por fin en casa así que toca sacar a relucir lo que dio de sí la última parte del viaje aunque por circunstancias climatológicas se cayeron del plan inicial Sibiu y Alba Iulia, dos ciudades transilvanas. Y es que si algo ha caracterizado nuestro periplo rumano ha sido lluvia, lluvia y más lluvia. Aunque cuando llegamos a Timisoara, nuestro primer destino, nos informaron de que en algunas zonas del país incluso se habían producido inundaciones fuertes. Pero eso no evitó que durante los primeros cuatro días en el país la lluvia no parase bajo ningún concepto y hasta el quinto día no tuvimos realmente una tregua. Y menos mal que me llevé una sudadera, una camisa de manga larga y dos pantalones largos en la maleta, aunque después de un resbalón mío en plena calle en el que me pegué una hostia de campeonato y en la para más inri se cayeron encima de mí dos amigos mi esplendorosa sudadera blanca parecía más bien un cuadro dadaísta en escala de grises.

Aunque Timisoara está en una región llamada Banato, conserva esa fuerte influencia húngara que caracteriza a las ciudades transilvanas, ya que para llegar a tan evocadora región los húngaros debían pasar por Timisoara. En esta parte del viaje nos encontramos con un asturiano que estaba buenísimo, tan rubito, tan parecido a Jake Gyllenhaal y tan alto él, pero que era lerdo como él sólo. Como muestra un botón: En un bar los dueños, dos gemelos un tanto rurales pero muy simpáticos, nos invitaron porque era su cumpleaños y después de felicitar a uno felicitamos al otro y añadió el asturiano "Ah, ¿pero cumplís años el mismo día o qué?". Tras esto no me pude contener y le dije "Anda, sal fuera que te está saliendo humo de la cabeza, a ver si la lluvia lo apaga". Y lo mejor es que va y me pregunta con toda la simpleza del mundo que cuando tiempo tendría que estar fuera. Inenarrable. Menos mal que como iba a Bucarest le perdimos de vista pronto pero no deja de ser un misterio que haya podido llegar tan lejos viajando solo.

Nuestro último día en la ciudad (y el primero sin lluvia desde que cruzamos la frontera rumana) decidimos pasarlo bañándonos en uno de los dos ríos que hay en la ciudad. Y ahí nos llevamos una turbadora sorpresa: una de nuestras compañeras de viaje, alegando que tenía sucios los bikinis que había traído se bañó en bragas y sujetador, blancos ambos, y pasó lo que tenía que pasar, que tuvo que salir del agua tapándose como una Venus de Botticelli en versión doméstica. Menos mal que se hizo un intento de sari con el pareo aunque no le sirvió de nada al ir a sentarse porque se le abrió y digamos que le vimos más de lo que hubiera querido ver. "Con el plato de skampi que me he comido hace un rato ya tengo bastante marisco por hoy, gracias" le llamé la atención para que volviera a taparse.

Cluj-Napoca, ya en Transilvania, me pareció una ciudad muy gafapasta. Ya sabía que era la capital cultural rumana, por así decirlo, me esperaba una culturalidad tan atemporal como el pasado medieval que tan bien reflejan muchas zonas de la ciudad, sobre todo el centro y sus barrios cercanos. Tuvimos la suerte de pillar un mercadillo medieval que riete tú de los que he visto en España. Aqui pudimos constatar algo que ya intuimos en Timisoara y es la imagen que tienen los rumanos de aquellos paisanos suyos que vienen a España en busca de una vida mejor. Entre otras lindezas los tachaban de paletos y de cobardes, por no quedarse en Rumanía y largarse a España como si fuera la solución más fácil. En general mucho postureo y mucho elitismo por parte de la gente pero la ciudad en sí es muy bonita y toda Transilvania ofrece unos paisajes para enmarcar.

Sighisoara
Sin salir de la región nuestra última parada fue Sighisoara y aquí sí que obtuvimos una visión más amplificada de la región ya que Cluj, a pesar de no darle la espalda ni a su pasado ni a su identidad, parece más bien una ciudad impersonal de Centroeuropa. Durante el periplo transilvano la lluvia también nos acompañó aunque de forma más intermitente por suerte. Aunque ahora que he vuelto a Madrid tengo que reconocer que hasta me había acostumbrado a tanta lluvia pero ya tenía ganas de volver a casa y a mi rutina.

I can see
When you stay low nothing happens
Does it feel right?

Late at night
Things I thought I put behind me
Haunt my mind

I just know there's no escape
Now once it sets its eyes on you
But I won't run,
Have to stare it in the eye

Stand my ground, I won't give in
No more denying, I've got to face it
Won't close my eyes and hide the truth inside
If I don't make it, someone else will
Stand my ground

It's all around
Getting stronger, coming closer
Into my world

I can feel
That it's time for me to face it
Can I take it?

Though this might just be the ending
Of the life I held so dear
But I won't run,
There's no turning back from here

Stand my ground, I won't give in
No more denying, I've got to face it
Won't close my eyes and hide the truth inside
If I don't make it, someone else will
Stand my ground

All I know for sure is I'm trying
I will always stand my ground

Stand my ground, I won't give in (I won't give in)
I won't give up (I won't give up)
no more denying, I got to face it
won't close my eyes and hide the truth inside
if I don't make it, someone else will

Stand my ground, I won't give in
no more denying, I got to face it
won't close my eyes and hide the truth inside
if I don't make it, someone else will
stand my ground

7 ago. 2014

Dominika y Honorata

En un principio en este viaje iba a estar sólo por dos países pero mientras estábamos en Serbia se le ocurrió a alguien que podríamos ir a Croacia para tener un par de días de playa pero uno de los serbios del grupo dijo que hay un lugar en Montenegro que se está poniendo últimamente y que seguro que nos iba a gustar. Teniendo en cuenta que Montenegro es un país muy pequeñito (es un poco más grande que Navarra, para que os hagáis una idea) y que de su costa sólo el 5% tiene playas porque el 95% lo componen unos altísimos acantilados. El destino elegido se llama Sveti Stefan y anteriormente era una islita de la costa montenegrina que hacia los años 80 fue unida al continente por un istmo artificial y si hasta hace nada era un lugar de veraneo para empresarios y famosos de la antigua Yugoslavia parece que el nombre del pueblo se está esparciendo ya que este verano han estado por ahí Rihanna, Luke Evans y un futbolista del Atlético del Madrid que ahora mismo no recuerdo su nombre entre otros. Ah, y el follable conocido tenista serbio Novak Djokovic se ha casado allí recientemente.

Y aunque a este viaje hemos ido de "maleteros" (haciendo turismo de mochileros pero llevando maletas) Sveti Stefan es un destino muy pijo como para ir de albergue, así que fuimos a un hotel. Yo ya iba rezando por mi cuenta corriente pero no es un lugar caro, mejor dicho, hay la suficiente amplitud de precios como para que ya vayas a lo millonario o en un plan más humilde te lo puedas permitir. De hecho íbamos más en plan Carboneras (donde veraneaba de pequeño) que en plan Marbella y lo pasamos genial a pesar de que en la playa me hice un corte en un pie con un tablón.

En el hotel conocimos a un grupo de ocho polacas: Edita, Bernadette, Marta, Agnieszka, Annelyse, Johanna, Honorata y Dominika, de las cuales sólo las dos últimas se separaban a veces del grupo para irse a ligar con los demás turistas y, como es de esperar teniendo en cuenta que casi todos mis compañeros de viaje son heteros, no les faltó tiempo para fijarse en las voluptuosidades de Honorata y Dominika, las cuales se dejaban cortejar de muy buen grado. Tengo que reconocer que me hacía mucha gracia verlos convertidos en Antonio Recio mientras estaban permanentemente pendientes de que tuviéramos al grupo de polacas cerca.

Estoy acostumbrado a ver a mis amigos ser unos pagafantas con sus novias o proyecto de novias pero lo de hacer de pagafantas con dos chicas que sólo íbamos a ver este fin de semana y que seguramente nunca volvamos a ver daba pie a situaciones muy cómicas sin darse cuenta sobre la verdad de Dominika y Honorata, Honorata y Dominika. Menos mal que esas situaciones no se dan en el mundo gay o al menos no de la misma manera... Incluso se enfadaron conmigo cuando me corté el pie porque Dominika salió corriendo a avisar para al chico de la Cruz Roja (allí no hay servicio de Cruz Roja en la playa pero no sé el nombre que tiene por allí hago el simil) para que me mirase porque según ellos llevaba todo el fin de semana zorreando con ellas, cosa que es incierta porque precisamente era el que menos se acercaba a ellas y segundo porque se zorrea cuando hay un objetivo ¿no? Y dos polacas guapas y tetonas por muy polacAs, guapas y tetonas que sean no forman parte de mi lista de objetivos potenciales.

Menuda decepción se llevó uno de ellos cuando saliendo del hotel las pillamos pegándose el filete en el ascensor aunque habría que estar ciego para no darse cuenta de que eran pareja nuestras dos polacas, aunque tengo que confesar que en un primer momento de haber una lesbiana en el grupo esa tenía que ser Marta. Los estereotipos, que son muy malos, como si no hubiera heteros con pluma...

En menos de una semana estaré de vuelta en casa, ya os contaré cositas de esta última parte del viaje.

Repeating words until they're true
It slows the breathing
Pretend they never came from you
It kills the feeling

I'm not what you want
You said what I never could
We're falling apart
You said that we never would

It's not what I want
It's wearing you down
We're back where we started
No turning around
We're falling apart
I'm tearing you down
It's not what I want now

Before you walk, you'll learn to fall
We'll stop and count to ten
We'll take these pictures off the wall
We'll stop and start again

I'm not what you want
You said what I never could
We're falling apart
You said that we never would

It's not what I want
It's wearing you down
We're back where we started
No turning around
We're falling apart
I'm tearing you down
It's not what I want

For always
Always
In all ways
Always

(Always)
We only go so far
It's not what I want for
(Always)
We only go so far
It's not what I want now

You're not in my heart
I'm wearing you down
I'm back where I started
No turning around
You're falling apart
I'm tearing you down
It's not what I want 

For always
Always
In all ways
Always

3 ago. 2014

Crónicas desde el Danubio

Ya comenté el año pasado cuando estuve por vez primera en Serbia que Belgrado me pareció una ciudad demasiado irregular, con un casco viejo muy bonito que evocaba un pasado muy glorioso y las huellas de los diversos pueblos que habían habitado ese territorio a lo largo de la historia pero en general no dejaba de ser una ciudad marcada por ser una de las ciudades más industriales del mundo y por eso tiene ese aura impersonal y mecánica de muchas ciudades industriales alemanas y soviéticas. En cambio Novi Sad, la otra ciudad serbia que visité el año pasado me pareció una auténtica joya, no en vano fue durante años la capital cultural de la antigua yugoslavia y lo sigue siendo de Serbia y a diferencia de Belgrado me pareció mucho más coherente visualmente con su pasado, sólo hay que apreciar un cuidado por sus edificios y monumentos que en Belgrado no es ni la mitad de exhaustivo.

El Danubio a su paso por Novi Sad
Como me fui con la impresión de haber visto muy poco de Novi Sad este año he querido pasar más tiempo en la ciudad y ha superado incluso mis expectativas. "La perla del Danubio", como es conocida, supone una buena competencia a Budapest y Viena como la ciudad bañada por el Danubio más bonita. Y eso que Viena también es mucha Viena...

Al igual que en la capital austriaca hay varios tramos del río a su paso por la ciudad que están habilitados como playas urbanas, con su chiringuito, sus tumbonas, sus bañistas... pero por fortuna sin arena. Eso sí, al ser un río navegable está acotado hasta donde pueden alejarse los bañistas para no tener algún percance con los numerosos barcos que surcan el inmortal río. Allí conocimos a dos italianas, de nombre Elisa ambas, (¡qué monas! Se llaman igual que un aparato que tenemos en el trabajo) que estaban allí porque el hermano de una de ellas se casaba con una serbia y como estaban de vacaciones estaban recorriendo el país de mochileras. Y como teníamos pensado ir a Nis, otra ciudad serbia, nos acabaron acompañando. Sobre esta ciudad, situada muy cerca de Belgrado, decir que es como un conglomerado de las ciudades principales del país: con el tremendo respeto por su pasado de Novi Sad, sobre todo de la època del imperio austrohúngaro y del imperio otomano, y algo del caos visual de Belgrado.

El año pasado ya me comentaron que muchos cantantes y grupos de todo el mundo eligen Serbia (en especial sus dos mayores ciudades) para sus sesiones de fotos y sus videoclips, por poner sólo dos ejemplos Katy Perry y Coldplay han elegido Novi Sad para alguno de sus videos. Pues bien, estando en el Danubio una tarde entregados al arte del dolce fare niente (vamos, a tocarse la pera cada uno) vimos que había un poco de revuelo y es que Rita Ora (de la que sólo me sonaba el nombre por haberlo escuchado alguna que otra vez) estaba haciendo una sesión de fotos y una entrevista sobre sus orígenes (aunque vive en Londres desde que era una niña, su familia huyó de Kosovo siendo ella pequeña debido a la guerra) para una revista inglesa. Para las fotos nos hicieron a unos cuantos cambiarnos de sitio porque el fotógrafo no quería que se viera gente por detrás de ella aunque el equipo fue muy educado, nos dejaron estar presentes tanto durante la sesión como durante la entrevista y luego hubo firma de autógrafos y fotos con fans para quien quisiera. Yo, como aún no la había escuchado, me abstuve.

Por cierto, hay que ver altos son los serbios, tanto ellos como ellas pero en el caso de ellos ví muy pocos que no llegasen al 1'80.

Tell me baby what we're gonna do
I'll make it easy, got a lot to do
Watch the sun alight, coming true
Open the window, let it shine on you

Cause I've been sick and working all week
And I've been doing just fine
You've been tired of watching me
We've got to have a good time, boy
You can take it all these faces
Never keeping it real
I know exactly how you feel

When you say you've had enough
And you might just give it up
Oh, oh
I will never let you down
When you feeling lone love
I'll be what you dreaming of
Oh, oh
I will never let you down

I will never let you down
Oh, oh
I will never let you down
Oh, oh
I will never let you down

There's a million ways to go
Don't be embarrassed if you lose control
On the rooftop, now you know
Your body's frozen and you lost your soul

Cause I've been sick and working all week
And I've been doing just fine
You've been tired of watching me
We've got to have a good time, boy
You can take it all these faces
Never keeping it real
I know exactly how you feel

When you say you've had enough
And you might just give it up
Oh, oh
I will never let you down
When you feeling lone love
I'll be what you dreaming of
Oh, oh
I will never let you down

Oh, oh
I will never let you down
Oh, oh
I will never let you down

Let me take you where you never go
Have a little fun is the only we know
Let me show you what you never see
You're not hiding, love, only when you holding me

When you say you've had enough
And you might just give it up
Oh, oh
I will never let you down
When you feeling lone love
I'll be what you dreaming of
Oh, oh
I will never let you down

When you say you've had enough
And you might just give it up
Oh, oh
I will never let you down
When you feeling lone love
I'll be what you dreaming of
Oh, oh
I will never let you down