30 ene. 2016

American Hunk Story: Hotel

Por fin ha terminado American Horror Story: Hotel (aviso que el post no va sobre la serie) y comentando con unos amigos el último capítulo hacíamos un repaso a lo que han dado de sí sus doce episodios. Obviando el argumento (a mí me ha gustado, pero también es verdad que salvo Asylum me han gustado todas las temporadas hasta ahora) pasamos a hablar sobre los actores que han participado, en especial de Matt Bomer, capaz de sacar el lado más mojabragas (bueno, en este caso mojaboxers, mojaslips y mojajockstraps, a gusto del consumidor) de mis amigos.

Este es Matt Bomer.
A mí este chico, aún reconociendo que es muy guapo nunca me ha dicho gran cosa porque lo veo muy "sobreproducido" (poco natural en su aspecto, vaya). Siempre digo que es mucho mejor que la gente se cuide a que no se cuide y parezcan extras de The Walking Dead, pero siempre con naturalidad. En las primeras temporadas de Ladrón de Guante Blanco no me gustaba nada pero ya en las dos últimas me parecía muy guapete y elegante (sí, ya que esto último es labor del departamento de vestuario de la serie pero el que tiene porte tiene porte). Sin embargo en Hotel lo he visto más guapo que nunca. Aún así todavía no soy parte de su legión de mojabragas debido a dos nombres propios que le quitan el puesto al hijo de la recepcionista de la serie:

Aquí Wes Bentley
Uno de ellos es una cara bastante conocida también, Wes Bentley, que siempre me ha gustado mucho desde que lo ví por primera vez en American Beauty (si aún no es una película de culto debería serlo ya). Podríamos decir que ha sido un actor con complejo de Guadiana porque ha tenido épocas que parecía que estaba desaparecido y otras en las que no para de salir en series y películas. En AHS: Hotel es un detective que se inscribe en el hotel para investigar una serie de asesinatos. Hace poco lo hemos podido ver en la descafeinada The Final Girl (no confundir que con The Final Girls, otra película del año pasado) y en recomendable pero excesivamente lenta Amnesiac, donde además sale muy guapo pero por desgracia sale depilado (en Hotel en cambio enseña pecho lobo).

Y aquí Cheyenne Jackson
El otro podría decir que ha sido todo un descubrimiento porque antes de Hotel (aunque haciendo researching veo que sale en Behind the Candelabra, tendré que volverla a ver porque no me acuerdo de él) ni siquiera sabía que existía, hablo de Cheyenne Jackson, un actor muy conocido en los States por ser uno de los nombres constantes en Broadway y también por salir en Glee (lo siento, nunca he visto esa serie. En Hotel hace de un diseñador de moda que acaba de comprar el hotel en el que se desarrolla la trama. También circula por internet un vídeo suyo en el que sale masturbándose.

Como somos todos muy civilizados y sé que no vais a convertir esto en un catfight, ¿con cuál de los tres os quedáis? Yo lo tengo claro, iría alternando a Wes y a Cheyenne.

Every second is a lifetime
And every minute more brings you closer to God
And you see nothing but the red lights
You let your body burn like never before

And it feels better than love
Yeah, it feels better than love

Every second is a lifetime
And every minute more brings you closer to God
And you see nothing but the red lights
You let your body burn like never before

And it feels better than love
Yeah, it feels better than love

Turn away, turn away, close your eyes
You can run away
It's not enough

Another second in the sunshine
A decade in the dark taking part in a dream
Have you forgotten what she looks like
Or do you only see what you want to believe

Does it feel better than love
Does it feel better than love

Turn away, turn away, close your eyes
You can run away
It's not enough
I see the lights through the rain, oh tonight
But they never change
So what is love

Does it feel better than love
Does it feel better than love

Turn away, turn away, close your eyes
You can run away
It's not enough
I see the lights through the rain, oh tonight
But they never change
So what is love

25 ene. 2016

Prince of China

Hace algunos años di el campanazo cuando en una comida de trabajo me preguntó una compañera si era de buen comer. Mi respuesta, "Para mí comer es como follar", no dejó indiferente ni a mi jefe, que al escuchar aquella frase estalló en una risa burbujeante y espasmódica que casi hay que reanimarlo. Sobra decir que hubo cachondeito para semanas e incluso una vez una compañera que trajo pasteles "A tí no te dejo comer por si tienes un orgasmo". "No te preocupes, estando tú delante no hay espacio para los orgasmos" fue mi respuesta. Además me gusta probar cosas nuevas y diferentes aunque también tengo mis límites y hay cosas que me dan grima como el smalahove, que es toda una exquisitez en Noruega.

Soy un habitual de los restaurantes asiáticos, especialmente de los japoneses y los chinos porque suele haber uno en cada barrio, pero también tailandeses, coreanos, vietnamitas, hindúes... Pero hasta ahora mi asignatura pendiente en ese tema era un chino chino. Me explico, los chinos de toda la vida no dejan de ofrecer platos típicos de zonas del norte del país como Pekín o Sichuan, más asequibles al gusto europeo (y en muchos casos convenientemente europeizados) que la cocina cantonesa, mucho más auténtica y exótica.

Hasta hace unos meses mi búsqueda de algo auténticamente chino (con permiso de Sichuan y Pekín) había totalmente infructuosa: en Málaga usaban la etiqueta "cantonesa" para promocionar restaurantes que son los clásicos chinos de toda la vida pero no chinos chinos, en San Sebastián bastante raro es encontrar un chino a secas y en Madrid ni me he molestado en investigar sobre el tema, hasta que me hablaron de que en Usera (Calle Olvido, 92) hay un restaurante chino que no conocía (normal, como siempre que he vivido en Madrid ha sido y es en barrios del norte de la capital, Usera me pilla un poco en el quinto coño) que ya en su nombre lo deja muy claro: Royal Cantonés. No tienen página web pero es fácil obtener información de ellos por internet.

Foto de Atrapalo.com
El otro día me quisieron dar la sorpresa y nada más entrar en el restaurante me sorprendió la decoración. ¿Qué asociamos todos a la decoración de un restaurante chino? Eso mismo, pagodas laqueadas, dragones rojos y budas dorados por doquier y de una forma muy cutre. Hay algunos toques orientales pero es todo muy sobrio y sin recurrir a estereotipos. En la carta hay unos pocos platos comunes al resto de restaurantes chinos que no son chinos chinos como pueda ser la sopa agripicante, el arroz tres delicias o el pollo con almendras.

Al parecer un buen truco para diferenciar un chino de un chino chino es el nombre. Mientras que los chinos que todos conocemos se llaman Garza Imperial, Tesoro o Dragón de Oro los chinos chinos suelen tener nombres típicamente chinos o nombres muy españoles heredados de los antiguos bares de tapas donde están montados. Como todo, este truco no es del todo infalible pero acierta bastante.

Para cenar (nos pedíamos platos invididuales aunque todos acabamos picando de los platos de todos) me pedí sopa agripicante, dumplings (una especie de empanadillas) de gambas, calamares con ajo y jengibre y arroz con pato asado. De postres esperaba más variedad pero no me quejo. Estaba todo muy bueno y a muy buen precio, no como al famoso chino que hay en Malasaña camuflado de cantonés y aparte de ser carísimo no me gustó ni lo caótico que era todo ni lo irregular de la cocina (algunos platos muy buenos sí, pero otros nada). Vamos, que comimos como si fuéramos emperadores de la dinastía Ming.

Para la próxima pienso probar la ensalada de medusa, los canelones al vapor (tienen varias recetas de esto) y las ancas de rana aunque lo raro será que me atreva con los tendones de ternera, el pulmón de cerdo o las patas de oca. Todo tiene un límite, ¿no?


Once upon a time somebody ran, somebody ran away saying fast as I can
I've got to go, I've got to go
Once upon a time we fell apart
You're holding in your hands the two halves of my heart, oh, oh, oh, oh

Once upon a time, we're burning bright
Now all we ever seem to do is fight on and on, and on and on, and on

Once upon a time on the same side
Once upon a time on the same side in the same game
And why'd you have to go
Have to go and throw out all of my things?

I could've been a princess, you'd be a king
Could've had a castle and worn a ring no, oh, you let me go
I could've been a princess, you'd be a king
Could've had a castle and worn a ring no, you let me go

You stole my star, la, la, la, la, la, la, la
La, la, la, la, la, la, la, la, la, la, la la
You stole my star
La, la, la, la, la, la, la

'Cause you really hurt me, no, you really hurt me
'Cause you really hurt me, oh no, you really hurt me
'Cause you really hurt me, oh, you really hurt me
Oh, 'cause you really hurt me, oh, you really hurt me

20 ene. 2016

El arte de ser un bocachancla

¿No os ha pasado nunca que estáis hablando mal de alguien sin saber que esa persona está delante? O el caso contrario, que pilléis a alguien poniendoos a caer de un burro. A mí me han pasado las dos cosas y ambas en el trabajo pero lo voy a contar de forma cronológica:

Hace unos dos años, al poco de volverme a Madrid, había un grupito de tres chicas en mi trabajo que estaban siempre juntas y era muy raro que se relacionasen con los demás incluso para temas laborales. El caso es que sabía que una era Irene, la otra Eva y de la tercera no recordaba el nombre aunque tampoco es que me importase mucho. Y a veces cuando surgía algo sobre ella siempre decía "Irene, Eva y la otra" (y al parecer hay compañeros que ni siquiera se acordaban del nombre de Irene y Eva), pues bien, uno de los días que dije lo de "Irene, Eva y la otra" como tampoco era una cosa tan grave la dije en un tono de voz normal aún sabiendo que "la otra" también estaba por ahí y con cierto tono de cabreo me dijo que se llamaba Ana y que le sorprendía que no lo supiera.

A la semana siguiente estaba con un compañero en el almacén porque tocaba hacer inventario y yo estaba sentado en el suelo rodeado de cajas (vamos, que aunque soy grandote no se me veía) y entraron Eva y Ana y justo en ese momento decía Ana "Será subnormal Christian que no se sabía mi nombre y el vuestro sí, todavía no se me ha ido el cabreo". Eva, lejos de aplacar el furor de su amiga, la picaba diciendo que si me sabía los nombres de ellas no sólo era porque son mucho más guapas que ella (a ver, Ana la pobrecita era como un sapo pero que sus propias amigas se cachondeen de eso...) pero que tampoco era muy difícil ser más guapa que ella sino que seguramente se debiera también al hecho de que a mí me gustaban las dos (toma ya, eso sí que es fantasía y no Harry Potter).

Como si fuera un truco de magia bien ensayado mi compañero, que sí estaba de pie, miró hacia las cajas que me ocultaban y en ese momento me puse de pie quedando a la vista de Eva y Ana. Hice como si no hubiera escuchado nada y como Eva empezó a justificarse decidí tomarle el pelo y decirle que lo sentía, pero que ni me gustaba ella ni me gustaba Irene sino nuestra jefa. Si se quedaron muertas lo disimulaban muy bien porque enseguida me preguntó Eva si no le decía nada a Ana a lo que contesté con una sonrisa socarrona (vale, y un poco so cabrona) "¿Esa quien es?" antes de seguir con el inventario mientras mi compañero hacía evidentes esfuerzos por aguantarse la risa.

La otra anécdota es un poco más breve aparte de una metedura de pata de las que hacen época y me pasó ayer mismo. Mi jefa (no es la misma que la de antes porque como algunos sabéis hace casi año y medio que cambié de trabajo) tiene una coletilla que suele repetir como una letanía cada vez que quiere decir que no le gusta el trabajo de alguien concreto o del grupo entero. Su mantra es: "Tuve a mi hija mayor con 15 años y mientras la criaba trabajaba en dos sitios y me saqué una carrera". De hecho lo repite con tanta frecuencia que no es que ya no haga efecto sino que éste va cambiando, hay veces que repite el mantra y lo único que hago es poner los ojos en blanco y otras que le doy más importancia. Ayer fue la última vez que dijo esa frase mientras se iba a lo que yo dije "¿Y qué culpa tenemos de que cuando a esta señora la preñaron por vez primera aún no se llevasen los anticonceptivos?". Como si fuera por obra y gracia de una invocación apareció mi jefa diciendo que si alguien la había llamado mientras algunos de mis compañeros eran incapaces de reprimir la risa.


Don't wanna take it slow
I wanna take you home
And watch the world explode
From underneath your clothes
I want to watch the way
You creep across my skull

You slowly enter
Cause you know my room
And then you crawl your knees up
Before you shake my tomb

I wanna watch you close
I need to see for sure
After the tape is through
Who do you think we can show

I want to watch your world
Creep across the my sky

You slowly enter
Cause you know my room
And then crawl your knees off
Before you shake my tomb

I want to watch your world
Creep across the my sky

You slowly enter
Cause you know my room
And then crawl your knees off
Before you shake my tomb

You enter slowly
You know my room
You crawl your knees off
And then you shake my tomb

15 ene. 2016

The swedish boy

Es curioso como muchas veces nos sugestionamos cuando nos enteramos de que alguien es de un lugar determinado o que en su ADN existen procedencias distintas. Un ejemplo que viví más o menos de cerca (por el coñazo que me dio con el tema el protagonista) es a través de un amigo que se encoñó de una rusa cuando ni siquiera la conocía. Resulta que mirando las listas de la universidad vio que ese curso aparecía un nombre femenino inequívocamente ruso y durante las semanas siguientes se dedicó a imaginarse a la rusa de mil y una maneras pero siempre con ese ideal que el imaginario colectivo nos ha inculcado de lo que tiene que ser una rusa: una rubia tetona de 1'80 que bebe vodka sin inmutarse y lleva un gorro de piel. Cuando finalmente pudo conocer a la rusa quedó muy decepcionado porque es verdad que era tetona y rebasaba el 1'80 pero era morena. Para colmo cuando fue a preguntarle si de verdad era rusa la chica le soltó un "Tú eres gilipollas" en un perfecto castellano.

Cuando volví a España después de unos cuantos años viviendo en Noruega me pasó algo similar, la gente era bastante agradable pero con esa condición de gilipollez intrínseca a los 15 años que suele haber en los institutos me pusieron de mote "el Ikea". Lo más curioso es que en mi clase había una sueca a la que, en un alarde de magistral originalidad, ya llamaban "la Ikea". La sueca en cuestión se cambió de instituto al año siguiente pero yo seguí siendo "el Ikea" por derecho propio. Recuerdo que el mote me lo puso una chica de mi clase llamada Bárbara que curiosamente es de las personas con las que fui al instituto y aún mantengo el contacto. Me resultaba gracioso que teniendo en cuenta mi caso, orígenes daneses y habiendo vivido en Noruega durante varios años, me pusieran un mote basado en una empresa sueca.

Aunque a la sueca que estuvo en mi clase si le hicieron bullying a mí no, más bien me hacían bromas estúpidas pero demasiado inocentes como meterme catálogos de la ya mencionada empresa sueca en la mochila o preguntarme si Pippi Långstrump era mi madre. Lo más gracioso es que les contestaba con sarcasmo pero siguiéndoles el juego y ni siquiera se daban cuenta de que me cachondeaba de ellos cuando decía que era descendiente de Erik el Rojo o me ponía a hablar en un sueco claramente inventado.

Caprichos del destino acabé conociendo en Madrid a un chico colombiano que a día de hoy sigue siendo amigo (aunque hace algunos años que se fue a vivir a Polonia), este chico era a su vez amigo de Bárbara, la chica que iba a mi clase y una noche que coincidimos en lugar de llamarme por mi nombre se puso a gritar "Ikeeeeeeeeeaaaaaaaa" en medio de la calle. A mi amigo le hizo gracia aquello y para él perdí mi nombre para pasar a ser "el sueco". Incluso le hablaba a otra gente de mí les contaba que era sueco y claro, pasaba lo que pasaba, que cuando abría la boca y escuchaban mi nombre (que no es Christian, sino un nombre más autóctono) se quedaban un poco a cuadros. Algunos incluso decían que ya se habían dado cuenta de que no era sueco porque aunque soy bastante alto y de ojos claros en lugar de ser rubio soy moreno. Ya cuando coincidían con algún familiar mío terminaban de flipar en colores porque como soy un puto catálogo de genes recesivos (que no de Ikea) andante encima no me parezco a nadie de la familia. Es curioso que se rasgaran las vestiduras cuando les contaba que al igual que es perfectamente normal encontrarse gente rubia o de ojos azules en España sin que medien genes extranjeros también es normal que haya escandinavos morenos sin ser necesariamente hijos de inmigrantes pero, puestos a seguir con el razonamiento de ellos, no les extrañase que mi amigo el colombiano sea rubio. Incongruencias del mundo moderno supongo, que la globalización llega pero a plazos.


I walked into the room of shadows
And closed the door behind me

Silent walls remind me of my faults
Bleeding paintings of holy colours
Burnt letters and ghosts from the past
Floating through the heavy air
With the ghosts I left behind
Like the ashes I left behind

From the cradle of this life I bleed upon your holiness
The ones I left behind

My heart, withered with time, dead from all this emptiness
The dark I came to find

Blind is the mirror that reflects this art
From poisoned daggers and lies it's been forged
To carry the weight of devil's wings
Is less than what I carry inside

When everything vanishes around you
And slowly slips through your fingers
And all you have left is pain
Would you do it again?

Alone in this empty room of shadows
Alone, filled with memories of nothing
Would you do it again and remain the same?

11 ene. 2016

Perversiones y digresiones X

Tras el parón de final de año para hacer un repaso a lo que más me ha gustado del años retomo esta sección con una aportación de un antiguo blogger y lector tanto de este blog como del anterior que tuve pero antes vayamos por partes.

¿Soy yo o aquí parece Concha Velasco?
Bang Bang es una canción de Cher que este año recién estrenado cumple ni más ni menos que 50 añazos, la canción estaba incluida en su segundo disco, The Sonny Side of Cher, y casi todo lo que hizo en sus primeros años, la canción era obra de Sonny Bono, marido de la inmortal (aunque con tanta operación parece que está como embalsamada) cantante. En 1987 regrabó el tema en versión rockera.


Los versionadores en esta ocasión son 2Cellos, un dúo croata formado en 2011 por los chelistas Luka Sulic y Stjepan Hauser que tiene mucho éxito especialmente en la zona balcánica y en Estados Unidos. Como algunos sabéis yo mismo soy chelista aunque nunca me he dedicado a ello profesionalmente por lo que el autor de la aportación sabía que iba a acertar. Los croatas han sacado tres discos hasta la fecha y aunque casi todo su material se compone de versiones de temas conocidos siempre incluyen algún tema propio en sus discos. También cuentan con colaboraciones de cantantes más o menos conocidos que prestan su voz a sus versiones.


I was five and he was six
We rode on horses made of sticks
He wore black and I wore white
He would always win the fight

Bang bang, he shot me down
Bang bang, I hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, my baby shot me down

Seasons came and changed the time
When I grew up I called him mine
He would always laugh and say
Remember when we used to play

Bang bang, I shot you down
Bang bang, you hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, I used to shoot you down

Music played and people sang
Just for me the church bells rang

Now he's gone I don't know why
And 'til this day, sometimes I cry
He didn't even say goodbye
He didn't take the time to lie

Bang bang, he shot me down
Bang bang, I hit the ground
Bang bang, that awful sound
Bang bang, my baby shot me down

Para este tema los croatas contaron con la ayuda de la cantante, modelo y actriz estadounidense Sky Ferreira. Al igual que me ha pasado con los croatas tampoco la conocía aunque investigando un poco veo que sacó su primer disco Night Time, My Time en 2013 y que tiene previsto sacar Masochism, su segundo disco, a lo largo de este 2016. Como apunte friki-cinéfilo su aparición audiovisual más destacada hasta el momento es precisamente en una película que mencioné en mi post sobre las pelis que más me han gustado del 2015. Sí, sale en The Green Inferno aunque brevemente, es la compañera de piso de la protagonista. En la película sale además resacosa total, hay una escena en la que salen las dos paseando por el campus y me imaginé al personaje de Ferreira levitando sobre una nebulosa de éter y vapores alcohólicos en lugar de caminando jajaja. Personalmente como cantante la veo como un cruce entre Gwen Stefani y Cindy Lauper.


Dreams stay with you
Always on my mind, I've got a lust for life
Seasons bring truth
When I found mine, it was summertime

It's the middle of the night and I'm so gone
And I'm thinking about how much I need you but you really want somebody else
Should be given the right to carry on
I'm still thinking about how much I need you but you really want somebody else

You're not the one
Guess you're not the one

Streets like a zoo
Those city lights, love at first sight
Silent rays of blue
They slowly glide right down my spine

It's the middle of the night and I'm so gone
And I'm thinking about how much I need you but you really want somebody else
Should be given the right to carry on
I'm still thinking about how much I need you but you really want somebody else

You're not the one
Guess you're not the one
You're not the one
Guess you're not the one

I was enjoying the ride
But now we're standing on the grave sight
Left unsatisfied
I won't even bother to fight
I know...

You're not the one
You're not the one
You're not the one

You're not the one
Guess you're not the one
You're not the one
Guess you're not the one

You're not the one

8 ene. 2016

El niño de cristal

Nunca me ha preocupado caer mal, dicho así parece que entre mis aficiones esté la de coleccionar enemigos pero tampoco es eso, faltaría más. Pero sí que es cierto que veo una pérdida de tiempo el preocuparme por cosas así, hace años un blogger me dijo que tendía a ser demasiado práctico en todo y a veces se convertía en uno de mis mayores defectos. Y no le falta razón.

Todo esto viene a colación de una bomba que puede acabar estallando o no. Me explico: nunca he sido de tener un grupo de amigos fijo pero sí que entre el grupo que más frecuento aquí en Madrid hay uno que no me traga y tengo un truco bastante bueno para detectar eso: la gente a la que le caes mal o suele evitarte en todo momento o sobreactúa cuando te ve y a éste en cuestión le pasa lo primero. Comentarios que me han llegado después sólo me han confirmado esa idea y siempre que alguien me ha venido a contar sólo contestaba "Ya lo sabía" intentando no ahondar en el tema.

Mi relación con este chico, al que voy a llamar Sergio, sería más bien la de actores de teatro bien compenetrados, cuando llego yo él hace mutis por el foro y cuando sabe que voy a estar en un plan misteriosamente acaba cancelando su participación. Que casualidad que le viene bien ir a los que yo no puedo por el demencial y ciclotímico horario de trabajo que tengo o porque ya tengo otros planes. Las pocas veces que coincidimos no sólo evita mirarme o dirigirme la palabra sino que en la medida de lo posible se pone lo más lejos de mi que pueda.

Al principio, como sabía que era muy tímido intentaba darle conversación pero siempre contestaba sin mirarme, con monosílabos y con un tono que dejaba bastante claro que prefería no tener mucha comunicación conmigo. Una vez incluso salíamos de un céntrico pub y aprovechando que iba unos cuantos metros por detrás del resto, como si fuera una geisha, me acerqué a él y le pregunté que si le pasaba algo conmigo, que si igual había hecho o dicho algo imprudente prefería saberlo porque era evidente siempre que coincidimos que le hace más ilusión meter la mano en la licuadora que el tener que coexistir conmigo con la misma gente y en el mismo lugar. Se puso tan nervioso que empezó a tartamudear de tal manera que sólo llegué a medio entender que yo me lo estaba inventando todo y los demás al ver conforme iba tartamudeando más iba elevando el volumen se acercaron e hicieron un semicírculo.

Desde entonces he optado por no decirle nada de nada porque viendo su reacción de aquella noche me dio bastante reparo verlo pasarlo tan mal. Aunque tiene reacciones que tampoco es que me parezcan muy normales de un tío con 33 años y dos carreras, que se supone que tiene cierta madurez ya y cierto nivel cultural. Así que viendo que los intentos que he hecho por acercarme a él sólo han servido por añadir más tensión y distancia opto desde hace meses por hacer como si no estuviera directamente.

Bueno, siendo justos Sergio es más prolijo conmigo por WhatsApp, al menos por ahí sí que me ha dejado claro lo poco que me soporta, eso sí, siempre después de haber quedado todos, que digo yo que podría haber aprovechado y decírmelo cuando me tenía delante que en una de estas se le va a abrir una úlcera.

Tengo que reconocer que hasta hace unos días la situación me "hacía gracia" (más que nada por todo lo que se esfuerza en evitarme) y me extrañaba a partes iguales. Resulta que Sergio va a una academia de idiomas cerca de donde yo vivía antes y el otro día le preguntó a un amigo que hacía ya mucho que no me veía cuando antes me solía ver casi todos los días. "Normal, se ha mudado a otro barrio hace casi un año" le contestó este amigo común. A todo esto Sergio le dijo que no sabía nada de mi y que veía que yo hablaba con todos y pasaba de él, incluso dijo que le hacía bullying en el grupo. Mi amigo, muy consciente de la situación real y flipando en colores, me lo contó varios días y sólo le dije que no iba a decirle ya nada a Sergio porque cuando he intentado hablar con él resulta que me lo invento todo y que si quiere decirme algún día tiene mi WhatsApp para algo más que para ponerme verde.


Pardon me while I burst
Pardon me while I burst

A decade ago, I never thought I would be at twenty-three
On the verge of spontaneous combustion, woe is me
But I guess that it comes with the territory
An ominous landscape of never ending calamity

I need you to hear, I need you to see
That I have had all I can take
And exploding seems like a definite possibility
To me

So pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same

Not two days ago, I was having a look in a book
And I saw a picture of a guy fried up above his knees
I said, "I can relate," 'cause lately I've been thinking
Of combustication as a welcome vacation from

The burdens of the planet Earth
Like gravity, hypocrisy and the perils of being in 3-D
But thinking so much differently

Pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same
Never be the same

Pardon me while I burst into flames
Pardon me, pardon me, pardon me

So pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same
I'll never be the same

4 ene. 2016

New Year's Eve

Definitivamente el único día que me gusta de estas fechas es Nochevieja, no sólo por el tema fiestero sino por la simbología de que cambiar de año es como pasar página a un año que puede haber sido excelento, bueno, malo, pésimo o sin más.

Este año ha habido un cambio de planes casi de última hora para la última noche del año pero al final (casi) todo resultó muy bien. Teníamos claro que íbamos a cenar en un restaurante del centro, por mí hubiera votado por una opción más exótica ya que íbamos a uno pero acabamos en uno de esos que dan comidas typical spanish. La cena estaba buena pero las raciones eran pobres no, paupérrimas, vimos como Pedroche hizo todo lo posible por llevar un vestido más feo que el de las campanadas anteriores mientras comprobamos con horror que dos de la mesa de al lado iban ya muy muy borrachos. Al punto que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y yo iba a pasar por casa para cambiarme de ropa le hice un pequeño asedio a la nevera.

En un principio el plan post-cena era una fiesta en casa de una amiga que ha tenido un hijo hace poco aprovechando que al bebé se lo llevaban sus suegros pero finalmente los suegros no se quedaron con el bebé con lo cual no sólo se abortaba (que humor más negro tengo, ya lo sé) la fiesta en su casa sino que tampoco iban a venir pero por suerte, un amigo se puso a buscar locales en los que aún quedasen entradas y que nos convencieran a todos y la solución la encontramos en la discoteca que tengo a dos calles de distancia. Discoteca en la que he estado varias veces de concierto pero a la que nunca había ido como sala de fiestas.

La fiesta en sí estuvo muy bien y mira que soy más de ir a casa de otros/organizar fiestas en casa que de ir a fiestas organizadas por locales y discotecas. Teniendo en cuenta que entre una cosa y otra (mi visita a casa, que algunos se perdieron por el camino o que simplemente no encontraban la discoteca pese a estar en la misma calle y apenas 50 metros) llegamos a la fiesta pasadas las dos y media, muy pasadas, casi a las tres.

Una vez dentro comenzamos con el consabido ritual de empezar a beber y en esa que apareció como de la nada un chico cargado de espaldas y aires hipsters y se puso a intentar ligar con mi amiga la finlandesa, encima mi amiga estaba que fumaba en pipa porque el tío pensaba que era rusa y no paraba de decirle "¿Cómo te llamas, matrioska?", "¿Qué quieres beber, matrioska?" y no se le ocurrió otra cosa que decirle que yo era su novio. El tío hizo mutis por el foro con un evidente gesto de decepción y de vez en cuando nos miraba desde la distancia.

La fiesta en sí no es que fuera un arsenal de anécdotas pero siempre hay algo que reseñar, como me dediqué más a hablar con gente que no conocía o que acababa de conocer siempre había alguien que iba en mi busca y cuando le decía que estaba socializando casi todos daban alguna respuesta que, para no recopilarlas todas vendría a ser un "claro, y a nosotros que nos peten" en modo repeat. Un camarero me soltó a bocajarro "si quisieras podrías ser gigoló", a lo que le contesté que los gigoló están buenorros así que no iba a poder ser. "Ser guapo y tener paquete también es importante" replicó y antes de que apareciera la cámara oculta o la cosa se subiera de madre me fui con mi bebida a otra parte.

Cuando bebo me pasa un efecto curioso, siempre me encuentro tíos que me dicen "yo cuando bebo me pongo muy cachondo" con o sin matiz de zorreo, eso ya a gusto del consumidor pero a mí el alcohol me da mucho sueño. Durante la fiesta me quedé dormido dos veces en un sofá y cuando llegué a casa después de desayunar dediqué casi todo el día a hibernar en la cama o en el sofá y sólo salí a la calle para tirar la basura. ¿Y vosotros? ¿Cómo habéis despedido el año?

Hope or pray, but how long
before their cruel minds answer you?
Ha ha ha ha

Hope until we make the rules,
Hold on, how long?
Ha ha ha ha

Blow by blow, oh how long
before you grace us with your song?
Ha ha ha ha

So come with me,
Come with me,
Come with me,
Come with me,
Come with me,
Come with me,
There's a place where you can go, you're angry!

Raise all your voices
Gimme all your hands, take the chances
Don't be fooled, wolves in disguises,
All your hands! All your hands!
Hail for better days!

Raise all your voices
Gimme all your hands, take the chances
Don't be fooled, wolves in disguises,
All your hands! All your hands!
Hail for better days!

Fear or change, oh come on,
And grab your fight and follow though
Ha ha ha ha

Distance will set us apart
Come on, dream on
Ha ha ha ha

Blow by blow, oh how long
before we make it on our own?
Ha ha ha ha

Raise all your voices
Gimme all your hands, take the chances
Don't be fooled, wolves in disguises,
All your hands! All your hands!
Hail for better days!

Raise all your voices
Gimme all your hands, take the chances
Don't be fooled, wolves in disguises,
All your hands! All your hands!
Hail for better days!