11 nov. 2013

Un pequeño contratiempo

Si hay algo que marcó mi semana pasada fue un pequeño accidente que tuve en el trabajo el lunes pasado. En resumen me quemé la mano de una de las formas más tontas que se puedan imaginar (según mis compañeros el "puto autoclave" que solté va a ser el nuevo "puta escalera") pero aunque inicialmente me asusté al ver que en la zona más quemada me había hecho una especie de agujero lo primero que hice fue meter la mano en agua ni muy fría ni muy caliente un cuarto de hora y luego vendármela para que tardase menos en curar. Unos compañeros se empeñaron en que me pusiera una férula para no mover los dedos afectados pero conforme iba por el ascensor me la iba quitando y me volvía a vendar. Que aunque parecía un poco aparatosa luego no ha sido para tanto.

Eso sí, cada vez que movía alguno de los dedos afectados me venía el dolor como si fueran oleadas porque se me estaba regenerando la piel de las articulaciones sobre todo. Pero aún así he seguido yendo a trabajar (sólo me fui el lunes a media mañana y porque les faltó echarme a punta de pistola jajajaja) y haciendo una vida perfectamente normal, lo único que para algunas cosas como abrir latas, poner una lavadora o cocinar parecía que me había dado una parálisis en la mano accidentada.

Y tampoco se ha visto frenada mi vida social en este pasado fin de semana ya que he estado en el Jardín Botánico, he ido a comprar una entrada para un concierto a final de mes (y ya puestos me he dado una vuelta hasta Fuencarral), he ido al cine a ver la espectacular Grand Piano (aunque para mi gusto Agnosia es muy difícil de superar) y, por primera vez desde que volví a Madrid, pisé Malasaña y Chueca. Aprovecho para avisar que mi nivel de chuequismo es casi testimonial pero en cambio Malasaña sí que es un barrio que me gusta frecuentar.

Me ha sorprendido mucho comprobar que si entras a un lugar público con la mano vendada la gente se deshaga en atenciones y estén muy atentos a si quieres algo o no. Si hasta la camarera de un restaurante se ofreció a cortarme el solomillo y un vecino me preguntó si me había hecho daño en la mano, aunque debo reconocer que ante su pregunta me sentí como Alissa White-Gluz cuando le preguntaron si el color azul de su pelo era natural.

Faster, faster, you won't go far  
Shouldn't leave, feeling faith, we both know why  
You got to show me, both knees, cold I lie
Hold me slowly, hide me till i can fly
Always we can sing, we can make time
Old songs, flood and flame, you could be mine
But you got to show me, both knees, skin and bone  
Clothe me, throw me, move me - till
 
I can sell you lies
You can't get enough
Make a true believer of
Anyone anyone anyone
I can call you up if I feel alone
I can feed your dirty mind
Like I know I know what you are
 
Icon of symmetry, swallowing signs
Fall down in front of me, follow my eyes
But I've got to see you moving, waste no time
Teach me, make me holy - till
 
I can sell you lies
You can't get enough
Make a true believer of
Anyone anyone anyone
I can call you up if I feel alone
I can feed your dirty mind  
Like I know like, like I know, what you want
 
Anyone anyone anyone  
Anyone anyone anyone  
Like I know, like I know, what you want
Like I know, like I know, what you want
 
I can sell you lies
You can't get enough  
Make a true believer of
Anyone anyone anyone
I can call you up if I feel alone
I can feed your dirty mind
Like I know, like I know, what you want

18 comentarios:

  1. Osea estas con incapacidad fìsica temporal. Pues tendras que ver el lado positivo de las cosas, tal vez pedir licencia en el trabajo por salud, pedir atenciones especiales (en el caso mio tuve una ferula por dos semanas y a decir verdad me aproveche de la Ley de Trato Preferente, por encima de ancianos y mujeres embarazadas en los bancos, las tiendas y hasta el cine creo (es que esas cosas no pasan siempre pues)).

    Por otro lado deduzco que puedes escribir (¿o estas utilizando algun softwar especial de redacción?) asi que sobre todo esto lo dejes de hacer.

    Oh pobre, me imagino que necesitaras aydua para hacer muchas cosas, hasta las mas... personales :)

    Animo pues.

    ResponderEliminar
  2. No te creas, el vendaje lo llevo más que nada para que no se infecte y se cure antes pero puedo hacer una vida casi normal. Puedo conducir, puedo escribir, puedo vestirme y puedo ir al baño, lo único que algunas cosas concretas las hago más lento de lo normal pero lo llevo bien.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja dios hasta con una desgracia me sacas una sonrisa!
    lo que cuentas es cierto y algo de esperanza me da la humanidad, que los demas se preocupen por los demas.
    Pero danos mas detalles!! que paso?? como fue?? fotos!! (bien chismoso no?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te he hecho sonreir me alegro mucho jajajajaja. ¡Morboso! Tú lo que quieres es ver sangre a cascoporro, nada, iba a sacar unas placas de Petri del autoclave cuando alguien me habló y se me resbaló una, conseguí cogerla pero me quemé porque aún tenía la mano dentro.

      Eliminar
  4. Bueno, entonces malo malo del todo no estás, puedes hacer ciertas cosas, jajaja. Pues habrá que pasarse un poco más por Chueca, que si todo son atenciones hacia los que estáis lesionados... imagínate lo que te pueden ofrecer para echarte una mano... nunca mejor dicho.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo hacer casi de todo sí, además aunque aún siga la quemadura ya está mucho mejor. Hombre, en Chueca ligué con un camarero pero me dio pereza quedarme a que terminase de trabajar y aparte iba con más gente. :(

      Eliminar
  5. Jeje, me recordaste a un incidente que tuve hace unos meses cuando salí a navegar, que de tanto sujetar una vela se me quedó la mano tonta durante cuatro días, no podía ni sujetar una taza de café ni controlar el movimiento de mi muñeca... Así que cuídate y no fuerces, que luego se pone peor.

    No sabía que eras malasañero! Pero ahora que lo dices sí que te pega. Vida madrileña a tuti! :-)

    Abrazoooooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por dios, menos mal que se te pasó jejejejeje. Voy poco a poco pero con constancia, ya está mucho mejor.

      Eliminar
  6. Si se deshacen en atenciones, imagínate por Chueca. ¡Éxito asegurado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de mi mano podría ser extrapolable a un comentario que hizo una amiga lesbiana sobre María de Villota (antes de lo que le pasó, claro) que dijo que le echaba cuatro polvazos encantada porque el rollo parche le ponía. Debe de ser que las heridas de guerra son sexys aunque prefiero estar entero y bien.

      Eliminar
  7. Auch, vaya fastidio. Precisamente hoy me quemé yo también con el vapor del hervidor de agua. Un despite y ¡zas!, una quemadura en el brazo con forma de T,... de tonto, jeje. Lo de que te pregunten si te has hecho daño si te ven vendado se las trae, jeje, hay gente que tiene la capacidad de obviar lo obvio, tremendo, jeje. Bueno, espero que la recuperación sea rápida, aunque también se le puede coger el gusto a las buenas atenciones y después se echan en falta... Besos, Chris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que quemadura más curiosa la tuya jajajajajaja, espero que también se cure pronto.

      Besos.

      Eliminar
  8. Señor Ingebrethsen, pase por enfermería, por favor. ¡Vaya susto grande! ¡Cuídate, que te queremos entero, no a cachos! Aunque puedes aprovechar un poco también para dejarte mimar (en Chueca o en Malasaña; en casa, en el cine o en un restaurante; es lo de menos, sólo un complemento circunstancial de lugar), que a veces viene bien. Menos mal que para comer sobaos no hacen falta cuchillo y tenedor.

    ¡Anda, la única otra persona la que ha debido gustar Grand Piano! El día que fui debí ser el único de todo el cine, por los comentarios posteriores. A mi me gustó y se me pasó volando, esa suerte tuve. Ains... el Botánico, de lo mejor de Madrid; allí, en una glorieta bajo una cúpula formada por tilos, tengo un escondite para leer en verano o para huir a ratos del mundo.

    ¡Mejórate de la avería!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, pero si va a resultar que voy a tener enfermero y todo. ^.^ Sobaos, que ricos, a ver si me invitas un día.

      Entonces ya somos cuatro a los que nos ha gustado Grand Piano, y eso que por mi formación de conservatorio me parece una sobrada, pero una sobrada muy bien hecha.

      Besos, capitán.

      Eliminar
  9. Soy un enamorado de Malasaña desde la primera vez que fui por allí con 17 años y en plena movida. De hecho allí entré por primera vez en un bar gay jajaja... pero eso es otra historia que algún día contaré :)

    Creo que me voy a comprar un surtido de yesos postizos, férulas y vendajes para mi próxima visita a Chueca, que la última vez no tuve mucho éxito por allí jajaja

    Mejórate :)

    Un beso (en esa mano)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente ví el otro día por la tele que antes de la Movida Malasaña era uno de los peores barrios de Madrid pero que al ir asentándose gente del artisteo fue cambiando poco a poco. Por no mencionar que una de sus ilustres vecinas es Esperanza Aguirre, esa prima donna jajajajaja.

      Eliminar
  10. Las heridas en las manos me dan pánico. Una vez, con un cuchillo, casi me corto accidentalmente el ligamento del pulgar, fui al hospital corriendo y me vendaron el dedo. Sin pulgar prácticamente no podía usar esa mano. Fue terrible.

    Bueno, lo importante es que recuperes. Y mientras tanto, aprovecha en lo posible los favores que la gente te quiera hacer, cuando te ven así vendado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace años me corté también en esa parte de la mano abriendo nueces y la hemorragia fue tan aparatosa que llegué a perder el conocimiento. Aún me quedan diez díitas con la venda pero estoy bien.

      Eliminar