3 nov. 2013

Cuarto y mitad de maromo

Últimamente parece que sólo ligo mientras hago la compra, nadie se me insinua en el trabajo, ni cuando salgo, ni cuando voy por la calle y ni siquiera los camareros me hacen alguna insinuación cuando estoy en un restaurante o una cafetería, cosa que me ha pasado ya varias veces.

De todas formas estaría encantado con la situación si no fuera por un pequeño detalle: parece que ahora lo más de lo más es ligar a lo psicópata, es decir, ya no te digo nada ni tan siquiera te sonrío o te guiño un ojo pero me quedo mirándote fijamente con una expresión con la que no puedas saber si es que me has gustado o si sólo te quiero para que aparezas rajado de lado a lado en una cuneta, y por si no te ha quedado claro me dedico a seguirte un rato. No le veo el sentido a entrarle a alguien de esa forma, ni que yo mordiese (bueno, un poco sí, para que engañarnos), pero esta forma de ligar que no sabes si va a acabar como en un ligoteo cualquiera o como en un slasher cualquiera no me va nada. Como esta racha siga lo mismo me encuentro a Leatherface en el supermercado...

El último caso fue este mismo jueves, que estaba en la carniceria (que gran metáfora) y un tío más o menos de mi edad (casi 30) y bastante parecido a Ryan Gosling al que estaban atendiendo se giró de repente y siguió pidiéndole al carnicero aquello que iba buscando pero sin dejar de mirarme fijamente que le faltó preguntarle al carnicero si yo también formaba parte de la mercancia. Cuando ya pensaba que lo había perdido de vista llego ya a la cola para pagar y, que puta casualidad, lo tengo justo delante. Si no fuera porque iba con prisas hubiera dado una vuelta para que se hubiera puesto gente en medio porque hizo la misma maniobra que donde la carne, estar totalmente de espaldas y al acercarme yo darse la vuelta como si me oliera y quedarse ahí mirándome fijamente mientras habla con la cajera, paga o mete su compra en la bolsa.

Te estoy viendo comprar...
Y hace poco más de un mes, precisamente el día de mi cumpleaños me pasó algo muy parecido pero en este caso eran una pareja, uno de ellos con un cierto parecido a Theo Hutchcraft, el cantante de Hurts. Sólo que estos dos en lugar de quedárseme mirando preferían seguirme por todo el supermercado mientras cuchicheaban entre ellos. Pensaban que eran muy discretos pero lo estaba escuchando todo, que si que alto soy, que si vivo cerca o lejos, que si que apañado tengo que ser que salgo a hacer la compra solo... El punto cumbre llegó cuando les dí esquinazo en la zona de congelados y cuando volvieron a verme acababa de ponerme ya en la cola para pagar, echaron a correr, adelantaron a un matrimonio que también se aproximaba y se pusieron justo detrás de mí en la cola y cuando al pagar saqué la tarjeta de crédito y el dni el que no se parece al cantante de Hurts dijo "oooooohhh, que monada, y hoy es su cumpleaños", al escuchar eso resoplé como un caballo y no volvieron a decir nada sobre mí. A este paso me veo haciendo la compra con peluca y gafas de sol.

Since the day I left you
I hear your voice in every sound.  
Since the day I left you
I see your face in every crowd.
It won't go away
 
But every time I feel you near
I close my eyes and turn to stone
Cause now the only thing I feel
Is seeing you're better off alone, yea
 
Cut out my eyes
And leave me blind
Cut out my eyes
And leave me blind.
 
Lift the weight of the world upon me
But I can't hold my head up high.
So if you see me on the street  
Turn away or walk on by.
 
Cause after the beauty we've destroyed  
I'm cascading through the void
I know in time our heart will mend  
I don't care if I never see again, yea
 
Cut out my eyes  
And leave me blind
Cut out my eyes  
And leave me blind.
 
Girl I told you.
After all we've been through.
I don't wanna be by myself
Girl I told you
That it would tear me in two
If I see you with someone else
 
Cut out my eyes  
And leave me blind
Cut out my eyes
And leave me blind.

19 comentarios:

  1. Huy, pues a mí me encanta que me acosen en el súper. Sólo me ha pasado una vez, que intercambié varias miraditas con un maromo bastante mono... lástima que lo perdí de vista y desapareció.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, a todos nos gusta gustar pero hay gente que no sabe medir y no es que se pasen tres pueblos, es que cruzan varias fronteras jajajajajaja.

      Eliminar
  2. Yo con lo despistado que voy por el mundo ya me puede estar mirando todo el mundo en el supermercado que ni me entero. Se tendrían que abalanzar sobre mi y empezar a besarme para que sospechara que igual le interesaba. Creo que debo empezar a mirar mas a mi alrededor.

    Un beso (despistado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy muy despistado pero en algunos casos es tan evidente que te das cuenta sí o sí. Yo prefiero que me digan algo o se abalancen a que se queden mirando con ojos de besugo.

      Besos de pez.

      Eliminar
  3. ¿Quién no ha ligado haciendo compras? digo yo, si es un lugar excelente, se conoce a alguien por lo que lleva en el carrito de supermercado. Una vez metí mano, en la sección de pañales a un tipo que es que me estab siguiendo, y yo que muy decente y casto, tampoco es que sea. Ligar en el super debe estar institucionalizado por nosotros los maricas progres que vamos a Metro hacer las compras de la semana y porque no tantear un revolcón con un fulanito que nos haga ojitos entre los embutidos y el yogurt. Eso si que sería cerrar un perfecto fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que golfo que estás hecho jajajajajaja. A mí el que me parece un sitio ideal para ligar es el metro.

      Eliminar
  4. Si es que estoy seguro de que vas provocando, Christian!! :-D

    A mí me pasa lo que dice Parmenio y no me entero ni del nodo (en general me lo dicen mis amigos cuando alguien me está mirando...), además casi siempre que voy de compras estoy deseando terminar así que no pululo demasiado por el supermercado. Me he dado cuenta un par de veces pero tiene que ser algo totalmente obvio y descarado, ¡cómo olvidar a aquella madre superfashion en el centro comercial con niña pequeña incluida (creo que no me he sentido más trozo de carne en mi vida), o a aquel maromo de sonrisa postiza del concierto de piano! Pero amos, que de pillar cacho ná de ná.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajaja, hombre, a veces uno sí que se hace notar. Yo cuando voy a comprar soy igual voy a por lo que he ido a comprar pero no me pongo a pasear por los pasillos.

      Eliminar
  5. Osea que no nos engañemos y debemos tener presente que tambien muerdes jajajajaja

    Pues es rico saberse observado por alguien en cualquier sitio, pero hasta en hacer eso hay formas y formas claro (a mi una vez que corretearon tanto que ya pensaba llamar a seguridad, pues era muy tarde y casi no había nadie en el centro comercial)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero sólo enseño los dientes cuando hay que enseñarlos jajajajaja.

      Eliminar
  6. ¡Al menos tienes psicoligues! Aquí otro que no liga, no se entera de si le miran o no y que, más bien, se siente el hombre invisible. Igual te pido prestada la peluca afro para ganar visibilidad.

    ¡Dónde esté una buena sonrisa (o un sutil movimiento de dedo a lo chico Martini, en su defecto; incluso un movimiento nada sutil, lo que hace la desesperación), que se quite a los psicoligues!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que te llevo leyendo me da la impresión de que eres un gran tímido pero de ahí a ser el hombre invisible... A mí me pareces un tío super interesante y que conste que no lo digo por decir.

      Un besazo, capitán.

      Eliminar
  7. Jajajaja que tal jale!!! Jajajaja si vas arrancando suspiros por donde pasas!! Usualmente cuando paso! Las señoras agarran bien sus bolsos! Jajaajja Bueno, una vez un tipo (mala suerte la mia) me quedo mirando la verdad que me asuste! Pense que quería robarme! Pero luego me hizo el habla y yo jajaja si que me aterre! Pero claro ya pasado el susto se me elevo el ego! (nada mas aclaro! Jajaajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, que no te gustaba tu admirador jajajaja. Me veo un tío super normal, ni feo ni guapo pero no me va mal para ligar visto lo visto.

      Eliminar
  8. jajajajaj!
    La primer vez que yo fui a Chueca hace muchísimos años recuerdo que un tío me estuvo persiguiendo con un coche por todo el barrio y yo de calle en calle intentando despistar al elemento... hasta que salí de alli a cuatro patas asustado del todo... Joer! ¡Vaya recibimiento que tuve!... El tio me miraba con cara de acoso... y yo con un susto en el cuerpo infernal!
    Ahora... esa misma experiencia la tengo cuando veo a un Médico Forense... jajajaj!... pero sin sentirme acosado.. jajajaj!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda anda, seguro que en el fondo estabas deseando hincarle el diente al de Chueca jajajajaja.

      Eliminar
  9. Eso sí.... me parece fatal que tengas esos psicoligues y a nosotros nos tengas sin aplicar liga ninguna... jajajajaj!
    Más besotes!

    ResponderEliminar
  10. Yo me sentiría un poco incómodo con ese tipo de miradas mientras estoy haciendo las compras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no creo que cueste tanto decir algo verdad?

      Eliminar