30 oct. 2013

Líneas entrecruzadas

Mudarme al barrio de Madrid en el que viví de pequeño (a 400 metros, para ser exactos) me ha traído muchos recuerdos a la mente. Para empezar, aunque en casi todas mis visitas a Madrid me pasaba por aquí no ha sido hasta ahora que vuelvo a vivir aquí cuando me doy cuenta de que, aunque en el fondo sea el mismo barrio, ha cambiado mucho. Sigue siendo un barrio familiar y, en cierto modo, pijo pero ahora esto es sólo una pequeña parte debido a que ahora se ve gente de todo tipo, desde viejos que llevan ahí toda su vida hasta chonis de manual con su ropa de colores imposibles que debería estar homologada por la DGT. Claro que también es cierto que hace veinte años era bastante más caro.

A mis vecinos de ahora casi no los conozco y eso que en un par de semanas hará ya seis meses que estoy otra vez en Madrid. Les escucho a veces pero es raro que me cruce con alguno de ellos, es como si viviera en la casa de Los otros. Más o menos como donde vivía de pequeño, que encima era el único niño de todo el edificio. De hecho sólo recuerdo con claridad a una vecina del edificio de enfrente, una hippie trasnochada algo mayor que mi madre que todas las mañanas me sorprendía haciendo yoga totalmente desnuda en su salón con las cortinas bien abiertas. Sobra decir que a la hora de su ejercicio matutino yo estaba desayunando en el salón viendo Saint Seiya o lo que fuera, porque la verdad sea dicha, en ese momento dejaba de prestarle atención a la tele. Y por supuesto mi madre me pilló varias veces contemplando las oportunas vistas. Un día paseando por el barrio mi madre la vio en su tienda (que curiosamente estaba en la calle en la que ahora vivo) y le montó un pollo de campeonato que hizo que a partir de ese momento mi vecina de enfrente siguiera haciendo yoga pero a cortina cerrada.

Mi vecina hippie tras el altercado con mi madre.
Ya echaba de menos volver a vivir solo aunque si tengo que ser sincero, lo que más echo de menos de mi estancia en tierras vascas es precisamente lo particulares que eran mis compañeras de piso. Y es que eso de irte a vivir con una ex y su novia actual (quien siempre me ha dado la impresión de tenerme un poco atravesado) era una situación un tanto extraña pero bastante llevadera e incluso daba pie a momentos hilarantes. Seguro que más de uno de vosotros aún se acuerda de aquellas anécdotas que contaba en el blog anterior.

Eso sí, lo único que me cuesta un poco de acostumbrarme en Madrid es a tener que coger el coche siempre para ir al trabajo. Sí, ya sé lo que más de uno estará pensando: que coja el metro. Pero eso estará genial el día que el metro llegue al barrio donde tengo el trabajo. Al menos llega el autobus y el metro ligero pero para ir en transporte público desde mi barrio al de mi trabajo sólo me falta tener que destruir un anillo mágico en un volcán, así que de momento y hasta que no pongan metro lo tengo descartado. Y con lo poco que me gusta a mí conducir...

We, we don't have to worry bout nothing  
Cause we got the fire, and we're burning one hell of a something  
They, they gonna see us from outer space, outer space
Light it up, like we're the stars of the human race, human race
 
When the light's turning down, they don't know what they heard
Strike the match, play it loud, giving love to the world
We'll be raising our hands, shining up to the sky
Cause we got the fire, fire, fire, yeah we got the fire fire fire
 
And we gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
Gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
 
We don't wanna leave, no, we just wanna be right now
And what we see, is everybody's on the floor acting crazy getting loco to the lights out
Music's on, I'm waking up, we stop the vibe, and we bump it up
And it's over now, we got the love, there's no secret now, no secret now
 
When the light's turning down, they don't know what they heard  
Strike the match, play it loud, giving love to the world
We'll be raising our hands, shining up to the sky
Cause we got the fire, fire, fire, yeah we got the fire fire fire
 
And we gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
Gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
 
When the light's turning down, they don't know what they heard  
Strike the match, play it loud, giving love to the world
 
We gonna let it burn burn burn burn burn burn
Burn burn burn burn burn burn
 
We can light it up up up  
So they can't put it out out out  
We can light it up up up
So they can't put it out out out  
We can light it up up up
So they can't put it out out out
We can light it up up up
So they can't put it out out out
 
When the light's turning down, they don't know what they heard  
Strike the match, play it loud, giving love to the world
We'll be raising our hands, shining up to the sky
Cause we got the fire, fire, fire, yeah we got the fire fire fire
 
And we gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
Gonna let it burn burn burn burn
We gonna let it burn burn burn burn
 
When the light's turning down, they don't know what they heard
Strike the match, play it loud, giving love to the world  
We'll be raising our hands, shining up to the sky
Cause we got the fire, fire, fire, yeah we got the fire fire fire
 
And we gonna let it burn

14 comentarios:

  1. Hace poco tuve que estar en Madrid dos veces por trabajo y las distancias en metro y/o metro ligero rondaban la hora de ida y la de vuelta cada día. Supongo que es el precio por estar luego paseando por el centro

    Sólo te ha faltado decir en que barrio vives ahora para que la próxima vez que vaya por allí pueda acercarme. Bienvenido al mundo de la independencia total :)

    Un beso (de un fan de Madrid)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De mi casa al trabajo hay 6 km, lo cual para ser Madrid tampoco es mucho, pero tengo comprobado que en mi caso usar el metro normal para ir al trabajo es peligroso porque hay un tramo de autopista por el que tendría que andar, y con la de vueltas que tendría que dar entre autobus y metro ligero resulta que con el coche llego antes y sin dolores de cabeza.

      Y no te preocupes, que lo del barrio te lo digo en privado.

      Besos (de otro fan).

      Eliminar
  2. Si, claro que se echan de menos en el blog (aunque aún es una hoja en blanco) las anécdotas de los compañeros de piso, a mi me dan cierta vidilla, si no es por Gordi, por alguna de esas cosas raras que tienen mis compañeros de piso, y si no, siempre tendré vecinos, que otra cosa no, pero a mi mirar por el balcón no me cuesta nada. En fin, en el fondo te envidio, lo de tener el coche aquí es una suerte, y lo de vivir solo también, claro que te lo dice uno que en 2 minutos caminando está en el trabajo, y que eso no lo cambio por nada.

    En fin, habrá que explorar más el barrio... que seguro que dejará más de alguna anécdota.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo voy a tener complicado para averiguar cosas de mis nuevos vecinos jajajaja pero descuida, que aún así hay muchos temas, anécdotas y puterios varios.

      Hombre, a tí si te mudases ahora se te haría muy cuesta arriba ir al curro teniéndolo tan cerca. De hecho si te tienes que mudar no salgas de tu zona que tienes una suerte impresionante.

      Bicos.

      Eliminar
  3. ¡Rebienvenido a la capital del Reino! Ains, el aprovechamiento de horas muertas en el transporte puede dar mucho de sí: leer, vistas, ocurrencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Rebienhallado! No suelo pillar mucho atasco para ir a trabajar, de hecho los días que más tardo en llegar no me paso de la media hora.

      Eliminar
  4. Me imagino lo de la vecina en tetas y no puedo dejar de visualizarte de pequeño con el cucharón de cereales a medio meter en la boca y oteando el panorama. Los caballeros del zodiaco, vaya recuerdos :-)

    Cómo echo de menos Madrid, vaya nostalgia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la estampa era peor aún porque era ver aparecer a la vecina y pasaba de desayunar en el sofá frente a la tele a desayunar frente a la ventana.

      Besos y no te preocupes que cuando vuelvas Madrid seguirá en su sitio. ;)

      Eliminar
  5. Yo recuerdo haber vivido por dos meses en el mismo barrio cuando tenia 7 años, fue una experiencia arrolladora, el “progreso” acabo con la magia de ese barrio! El trafico era espantoso y lo que era un barrio tranquilo se convirtió en una zona de alto transito! La gente no volvió a ser la misma! Yo ahora trabajo relativamente cerca de mi casa a 20minutos en bus! El carro me deja literalmente en la esquina de mi casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es cierto que hay barrios que mejoran con el tiempo, el mío no está ni mejor ni peor pero sí que está muy distinto a como era.

      Eliminar
  6. ¿Has pensado ir en bici? 6 km no parecen demasiados... ¡hasta yo, que soy un vago, podría hacerlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas a reir pero no sé montar en bici. Lo sé, no tengo infancia :(

      Besos.

      Eliminar
  7. Trae nostalgias regresar a antiguo lugar donde se vivió No sé que es choñis...
    sería mejor si fuera un chico el de Yoga. =)

    Vivir solo a veces es mejor, pero a veces, solo a veces se extraña un poco la compañía.
    Bienvenido de vuelta.

    ResponderEliminar
  8. Una choni es básicamente una ordinaria, una vulgar, una zafia, etc... En general estoy encantado de volver a vivir solo y espero que siga así por mucho tiempo, la verdad.

    ¡Bienhallado!

    ResponderEliminar