16 feb. 2014

Eufemismos

Transcurrida ya una tercera parte de mi estancia en Barcelona creo que ya va siendo hora de hacer balance, sobre todo de la gente que va también al curso, sobre todo de los que se sientan a mi lado.

A mi izquierda tengo una rusa que vive en Morella y se parece mucho a Cheryl Cole, de hecho cada vez que llega me la imagino siempre haciendo la coreografía del Call My Name. Cuando se aburre se pone a cantar canciones en español pero entre el acentazo y que se pasa los tempos por su santísimo y soviético papo parece que esté cantando en balleno. Ayer me agregó al facebook (bueno, ella y cuatro amigas suyas a juzgar por sus igualmente soviéticos nombres), de hecho de no ser por facebook seguiría pensando que es rusa y no de Azerbayán, país que sólo conozco porque una de las últimas galas de Eurovision fue ahí (eso sí, iba flipando cada vez más con los paisajes que iban sacando durante la gala).

Por contra, a la derecha tengo a un barcelonés que no se caga mientras camina por la neurona de más que tiene. Se pasa el día interrumpiendo para preguntar obviedades (y para preguntar por los significados de palabras que una persona con estudios superiores debería conocer) y, ya de paso, jugar con los sistemas nerviosos de todos nosotros. Pero el karma se la devolvió cuando intentó ligar con otra del curso, una china adoptada y ella le contestó con la más absoluta de las indiferencias. Claro que ya le vale que para romper el hielo le preguntase primero si era china de verdad y segundo que como siendo china se llamaba así a lo que acudí en su rescate y le dije "Vamos a ver, de siempre las chinas chinas se han llamado Mei, Li o como sea pero no Tamara. No me puedo creer que no te hayas dado cuenta".

Ya el jueves el profesor dijo que no iba a contestar a más preguntas pese a lo cual mi compañero siguió haciendo preguntas (que mal me suele caer la gente que se toman las negativas como retos para insistir más aún). En un momento dado a una pregunta hecha con mucha insistencia por mi compañero el profesor le dijo que era un eufemismo y acto seguido siguió hablando dando a entender que no quería volver a ser interrumpido así que mi compañero me cogió como nueva víctima:

Compañero: Oye, qué es...?
Yo: (sin dejarle terminar) Una palabra o una expresión que se usa para decir lo mismo que otra palabra o expresión pero de forma más amable.
C: No entiendo.
Y: A ver, es como cuando en los anuncios de laxantes o yogures con fibra en lugar de decir cosas más propias de Museo Coconut como "llevo cinco días sin cagar" o "ahora voy a echar un mojón como un castillo" porque sería ordinario y desagradable dicen "tengo problemas de tránsito" o agitan un poco la cucharita como haciendo ver que el producto de turno ya les está haciendo efecto.
C: (después de reirse) Sigo sin entenderlo.
Y: Bufffffffff, bueno pues como cuando en los programas estos americanos que ahora echan algunos canales de la TDT dicen de una chica de Alabama dicen que es una belleza sureña porque quedaría mal decir que es guapa pero paleta.
C: Mmmmmmm
Y: Tu empresa desgrava por tenerte contratado, ¿no? (y sigo a lo mío)

Por supuesto hay más que contar pero piano piano que luego los posts interminables no los lee nadie.

How do you think I feel when you call my name
You got me confused by the way I changed
How do you think I feel when you call my name
My name, say my name baby

Yes I love you, say it, for the way I know we've been apart
It's an endless circle of poison arrow to my heart

Sayin' I, I love what you do to me, need you to stay with me
I, I love you too much to let go

How do you think I feel when you call my name
You got me confused by the way I changed
How do you think I feel when you call my name
My name, say my name baby

It's a constant thought of my baby taking up my time
It's a non-stop vision of you that's playing on my mind

Sayin' I, I love what you do to me, need you to stay with me
I, I love you too much to let go

How do you think I feel when you call my name
You got me confused by the way I changed
How do you think I feel when you call my name
My name, say my name baby

When you call my name
Say my name baby
When you call my name
Say my name baby

16 comentarios:

  1. Es lo malo de los eufemismos, que como uno sea muy-muy eufemístico si el interlocutor es muy corto no lo pilla, jaja.
    Uff como mola la Cheryl :)
    Un abrazo, y que siga dándose bien la experiencia BCN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Cheryl es una crack a pesar de haber estado en las Girls Aloud. (Grupo que daría para aparecer en tu blog en la sección "qué fue de...") :)

      La experiencia BCN está yendo bien a pesar de la tortura matinal de tener a este especimen al lado.

      ¡Abrazote!

      Eliminar
  2. Jajaja dios que desesperación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabes tú bien, me voy a tener que comprar un cargamento de pelotitas anti estrés.

      Eliminar
  3. ¡Ese curso parece la ONU! Al pobre compi, con tanta nacionalidad la neurona se le ha saturado y no la da para más.

    Pobre Sr. Ingebrethsen, lo que tiene que sufrír (en silencio)... salvo que el resto de compis del curso mejoren muy mucho a la primera parte que nos ha presentado de la manada.

    ¡Pásalo bien por Barcelona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nah, quitando la azerí, la china y un hindú todos somos españolitos. No es para tanto, aunque mi compañero seguro que se lía hasta viendo como se hacen las palomitas en el microondas.

      Quitando a éste el resto de la clase son gente normal, con la azerí estoy haciendo buenas migas.

      Eliminar
  4. Por si Eurovisión vuelve a Azerbayán, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has pillado, entre que la canción con la que ganaron Eurovision me encanta y sus paisajes... Con esta chica estoy aprendiendo mucho.

      Besos, capitán leñador.

      Eliminar
  5. Vaya tipo raro el preguntón, increíble. Claro, para entender un eufemismo también hay que tener de base cierto nivel de abstracción, pero ya se sabe que lo que natura no da Salamanca no presta. Ufff, tremendo. Bueno, que te sea leve, jeje. Besotes, Chris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, de donde no hay no se puede sacar jajajajaja.

      Besos.

      Eliminar
  6. Creo que este es mejor que tus personajes de casting.... me encanto lo de los Yogures... jajaja.

    Besos nene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que te gustaron a tí los castings para buscar compañero de piso jajajajajajaja. De todas formas no hay mucho más que contar del resto pero tengo unas cuantas anécdotas y curiosidades en la recámara.

      Besos.

      Eliminar
  7. Jajajaja, si, ya veo que has hecho amigos, jajajaja. Lo de tener al retrasado del curso justo al lado tiene su gracia, no te vayas a pensar. No pierdas la paciencia, muchas veces esas interrupciones sirven para que tú, que ya sabes de lo que hablan, asimiles otras cosas, yo por lo menos aprovechaba para eso. Que era muy de quedarme con las clases orales.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, pero cuando las interrupciones son cada diez minutos o menos uno acaba perdiendo el hilo de todo, incluso de la cordura jajajajajajaja. Pensaba que a estas alturas ya estaría harto de Barcelona pero me estoy divirtiendo bastante entre una cosa y otra.

      Bicos.

      Eliminar
  8. Muy bueno lo del compañero de al lado. Piensa que ya que te da el coñazo durante la clase al menos también te dará material para varios posts del blog :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, al menos no trabaja conmigo, que pobrecitos sus compañeros de curro. Además no si me he inmunizado, si me estoy ablandando o si estoy perdiendo facultades pero muchas veces cuando interrumpe desconecto y ni me entero. Esto de hacerle el vacío me viene de lujo. :)

      Eliminar