14 ago. 2014

Rain on the parade

Por fin en casa así que toca sacar a relucir lo que dio de sí la última parte del viaje aunque por circunstancias climatológicas se cayeron del plan inicial Sibiu y Alba Iulia, dos ciudades transilvanas. Y es que si algo ha caracterizado nuestro periplo rumano ha sido lluvia, lluvia y más lluvia. Aunque cuando llegamos a Timisoara, nuestro primer destino, nos informaron de que en algunas zonas del país incluso se habían producido inundaciones fuertes. Pero eso no evitó que durante los primeros cuatro días en el país la lluvia no parase bajo ningún concepto y hasta el quinto día no tuvimos realmente una tregua. Y menos mal que me llevé una sudadera, una camisa de manga larga y dos pantalones largos en la maleta, aunque después de un resbalón mío en plena calle en el que me pegué una hostia de campeonato y en la para más inri se cayeron encima de mí dos amigos mi esplendorosa sudadera blanca parecía más bien un cuadro dadaísta en escala de grises.

Aunque Timisoara está en una región llamada Banato, conserva esa fuerte influencia húngara que caracteriza a las ciudades transilvanas, ya que para llegar a tan evocadora región los húngaros debían pasar por Timisoara. En esta parte del viaje nos encontramos con un asturiano que estaba buenísimo, tan rubito, tan parecido a Jake Gyllenhaal y tan alto él, pero que era lerdo como él sólo. Como muestra un botón: En un bar los dueños, dos gemelos un tanto rurales pero muy simpáticos, nos invitaron porque era su cumpleaños y después de felicitar a uno felicitamos al otro y añadió el asturiano "Ah, ¿pero cumplís años el mismo día o qué?". Tras esto no me pude contener y le dije "Anda, sal fuera que te está saliendo humo de la cabeza, a ver si la lluvia lo apaga". Y lo mejor es que va y me pregunta con toda la simpleza del mundo que cuando tiempo tendría que estar fuera. Inenarrable. Menos mal que como iba a Bucarest le perdimos de vista pronto pero no deja de ser un misterio que haya podido llegar tan lejos viajando solo.

Nuestro último día en la ciudad (y el primero sin lluvia desde que cruzamos la frontera rumana) decidimos pasarlo bañándonos en uno de los dos ríos que hay en la ciudad. Y ahí nos llevamos una turbadora sorpresa: una de nuestras compañeras de viaje, alegando que tenía sucios los bikinis que había traído se bañó en bragas y sujetador, blancos ambos, y pasó lo que tenía que pasar, que tuvo que salir del agua tapándose como una Venus de Botticelli en versión doméstica. Menos mal que se hizo un intento de sari con el pareo aunque no le sirvió de nada al ir a sentarse porque se le abrió y digamos que le vimos más de lo que hubiera querido ver. "Con el plato de skampi que me he comido hace un rato ya tengo bastante marisco por hoy, gracias" le llamé la atención para que volviera a taparse.

Cluj-Napoca, ya en Transilvania, me pareció una ciudad muy gafapasta. Ya sabía que era la capital cultural rumana, por así decirlo, me esperaba una culturalidad tan atemporal como el pasado medieval que tan bien reflejan muchas zonas de la ciudad, sobre todo el centro y sus barrios cercanos. Tuvimos la suerte de pillar un mercadillo medieval que riete tú de los que he visto en España. Aqui pudimos constatar algo que ya intuimos en Timisoara y es la imagen que tienen los rumanos de aquellos paisanos suyos que vienen a España en busca de una vida mejor. Entre otras lindezas los tachaban de paletos y de cobardes, por no quedarse en Rumanía y largarse a España como si fuera la solución más fácil. En general mucho postureo y mucho elitismo por parte de la gente pero la ciudad en sí es muy bonita y toda Transilvania ofrece unos paisajes para enmarcar.

Sighisoara
Sin salir de la región nuestra última parada fue Sighisoara y aquí sí que obtuvimos una visión más amplificada de la región ya que Cluj, a pesar de no darle la espalda ni a su pasado ni a su identidad, parece más bien una ciudad impersonal de Centroeuropa. Durante el periplo transilvano la lluvia también nos acompañó aunque de forma más intermitente por suerte. Aunque ahora que he vuelto a Madrid tengo que reconocer que hasta me había acostumbrado a tanta lluvia pero ya tenía ganas de volver a casa y a mi rutina.

I can see
When you stay low nothing happens
Does it feel right?

Late at night
Things I thought I put behind me
Haunt my mind

I just know there's no escape
Now once it sets its eyes on you
But I won't run,
Have to stare it in the eye

Stand my ground, I won't give in
No more denying, I've got to face it
Won't close my eyes and hide the truth inside
If I don't make it, someone else will
Stand my ground

It's all around
Getting stronger, coming closer
Into my world

I can feel
That it's time for me to face it
Can I take it?

Though this might just be the ending
Of the life I held so dear
But I won't run,
There's no turning back from here

Stand my ground, I won't give in
No more denying, I've got to face it
Won't close my eyes and hide the truth inside
If I don't make it, someone else will
Stand my ground

All I know for sure is I'm trying
I will always stand my ground

Stand my ground, I won't give in (I won't give in)
I won't give up (I won't give up)
no more denying, I got to face it
won't close my eyes and hide the truth inside
if I don't make it, someone else will

Stand my ground, I won't give in
no more denying, I got to face it
won't close my eyes and hide the truth inside
if I don't make it, someone else will
stand my ground

13 comentarios:

  1. jajaja
    "... va y me pregunta con toda la simpleza del mundo que cuando tiempo tendría que estar fuera".
    no lo hacía a propósito?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, era un tío muy natural y decía las cosas tal cual le venían.

      Eliminar
  2. "Anda, sal fuera que te está saliendo humo de la cabeza, a ver si la lluvia lo apaga".

    Que ternura..... of curse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajajaja, es que la pregunta a los gemelos fue de órdago...

      Eliminar
  3. Cluj ciudad gafapasta? Huy, entonces me tengo que dejar caer por allí en algún momento, estaría en mi salsa :-D A la que vuelva a Europa! Ahora que dices lo de la lluvia, uno al final se termina acostumbrando, aquí es invierno y lleva lloviendo desde hace un par de semanas...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero es de gafapastismo que se basa en sacarle fallos a todo de forma sistemática. Una pena porque la ciudad es preciosa.

      Besotes.

      Eliminar
  4. Pobrecito asturiano, que caña me le has dado, jajaja...¿y no compensaba el ser tan guapino la falta de luces mentales como pasa con las rubias tontas?...bueno, la verdad es que al final no compensa, no, pero es que lo del parecido con Jake Gyllenhaal me ha tocado la fibra sensible.
    No sé porqué me pega Rumanía con cielos nublados y tiempo lluvioso, será que he visto muchas películas vampíricas, jaja, pero al margen de esa tontería ya veo que como pasaba con Serbia, hay todavía mucho que descubrir por allí...
    ...ahora toca el aterrizaje y toma de contacto con el suelo...¡espero que haya ido bien!
    Abrazos y feliz reingreso a esa rutina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo si hubiera compensado para un ratito, demasiada densidad acaba echando por tierra esa cara y ese cuerpo. Supongo que habrá chicos parecidos al Gyllenhaal con un poco más de masa gris.

      En general es un país de clima apacible pero es cierto que la franja costera es lo más mediterráneo que tienen. El resto del país es clima continental, sin climas extremos pero con mucha lluvia, eso sí. Ahora, lo que han tenido de lluvia este verano ha sorprendido incluso a los propios rumanos.

      Abrazotes.

      Eliminar
  5. Jajajaja la del asturiano con los gemelos es mundial, vaya crack el tío

    ResponderEliminar
  6. Cari.... q cosas, bueno yo no soy de lluvia yo necesito sol, por eso me gusta GDL, aquí hay sol por las mañanas y lluvia por las tardes en verano, que soy hombre de calores.

    De los paísajes me los imagino, aunque yo soy flor de pavimento y necesito de la gran ciudad y respecto a tus compañerosd... bueno el rubito asturiano seguro algo grande debía tener a falta de intelecto...jujuju, pero lo de la chica es imperdonable... una cerda, que horror andar viendo esas imágenes ...jujujuju.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta la lluvia pero es que llevaba casi un mes seguido lloviendo en Rumanía, eso acaba agotando a cualquiera. Aunque hubiera sido el asturiano el que saliera del agua con los calzoncillos blancos mojados me hubiera parecido fuera de lugar. Hay cosas que no tienen excusas por muy buenorro que se esté.

      Eliminar
  7. Ahora lo entiendo todo. Tienen al norte del país una región montañosa llamada Galicia, o algo similar, ahora veo el paralelismo con lo de la lluvia, porque los primeros quince días de mis vacaciones gallegas estuvieron pasadas por agua, y si no agua, mucha nube, un truño, vamos. Espero que lo hayas disfrutado, que a este paso vas a adivinar todas mis cabeceras.

    Bicos ricos

    ResponderEliminar