18 mar. 2015

Una ambulancia, un vendaval y una hipster maternal

Ya que estoy sumido de nuevo en la rutina tras el fin de semana fuera procedo a contaros lo que dieron de sí esos días. El destino elegido era Sevilla porque es la ciudad favorita del DMP (tiempo al tiempo, que él tiene aún heridas que cicatrizar y yo no quiero agobiarme por sentir que vayamos rápido) y como quería que el lugar de destino fuera una sorpresa condujo él a pesar de que ibamos en mi coche (total, él no tiene porque lo ve un gasto tonto en Madrid) y además me vendó los ojos. Reconozco que estaba un poco desesperado y que a ratos me dormía para llevar mejor la espera pero mereció la pena. Ya tenemos programado para mayo otro viajecito en el que le llevaré a la ciudad vasca en la que estuve viviendo (aunque él no lo sabe porque cuando me pregunta me dedico a jugar al despiste, cada día le digo un lugar diferente).

Mi contacto con Sevilla era nulo porque de las dos veces que he estado una era demasiado pequeño como para recordar nada y en la otra apenas pasé de la estacion y alrededores. Eso sí, hace unos años me invitaron a las cruces de mayo de Córdoba y eso de que a primeros de mayo hicieran 42 grados a las seis de la tarde me llegó al alma, por lo que esperaba no encontrarme con un panorama similar al llegar. Pero no, hacía bueno pero con una temperatura agradable y sin agobios. A grosso modo (y no a mato grosso, como decía un amigo, que eso es una provincia brasileña) la ciudad me pareció muy bonita aunque un tanto desigual y muy clasista. Si las calles estaban llenas de especímenes masculinos que bien podrían salir en Ocho Apellidos Vascos sin pasar por caracterización.

El viernes llegamos casi a la hora de cenar y tras descansar un poco salimos a cenar un tanto tarde. El DMP, que es muy cachondo, me quiso llevar al típico bar decorado con cabezas de toros y fotos de toreros por doquier, pero como está con la dieta del gimnasio al final acabamos en un bar donde se podía cenar ligero (aunque yo me comí un solomillo al roquefort tremendo) y luego salimos un poco por el ambiente sevillano. Me preguntaron un par de veces si era ruso (y no es la primera vez que me dicen que parezco de Europa del Este, al final me lo acabaré creyendo, total, ya que no parezco español de perdidos al río) y DMP y yo no nos ponemos de acuerdo al concepto "oso". Para él basta con tener vello facial para ser oso pero yo mantengo que para ser un oso por antonomasia aunque tener vello tanto facial como corporal y además estar mazado o gordete. O al menos eso es lo que leí hace algún tiempo en un artículo que decia que servidor entraría en la categoría de lobo. Y todo para que el DMP no trague a los osos, ni los que entran en su nomenclatura ni los que entran en la mía. Antes de que saquéis las antorchas y las horcas tengo que decir que como no tengo un prototipo físico definido no hay un arquetipo que me vuelva loco, pero he estado con algún que otro osete y muy bien.

Como tampoco nos recogimos muy tarde antes de las diez estábamos desayunando en una cafetería cercana al hotel y como estábamos sentados una terraza una molesta ambulancia que pasó tres veces por ahí con la sirena a todo trapo hizo que mientras pasaba guardásemos silencio para reanudar la conversación una vez que pasaba de largo. Con las caras que ponía cada vez que pasaba se partía de risa el DMP. Estuvimos recorriendo el centro y alrededores, Triana me gustó a pesar de que me pareció demasiado... castizo pero lo que realmente me atrapó fue el casco viejo. Había que vernos a los dos, el DMP haciendo de guia y yo que me faltaba tener los ojos rasgados y un parasol en la mano para parecer un turista japonés mientras DMP alternaba enseñarme lugares culturales con otros más propios de Sálvame como el palacio de la duquesa de Alba o un piso que tiene o tenía la Pantoja en Triana.

Como el sábado es el único día de la semana que el DMP (no os preocupéis, cuando llegue el momento dejará de ser el DMP para ser algo más y mejor) se salta la dieta nos fuimos a comer a un restaurante donde pedimos paella para dos y donde un madre muy hipster estaba regañando a sus hijos porque en vez de decir cupcake dijeron magdalena (sí, otra vez). El resto del día lo pasamos bien en la habitación del hotel, que también hay que hacer vida de casi-pareja, bien prosiguiendo con la visita turística o bien en un céntrico centro comercial, valga la redundancia.

El domingo el tiempo decidió cambiar y aparte de que cayeron las temperaturas y a ratos se nublaba se metió un vendaval mientras desayunábamos que sólo faltaba que apareciera por ahí Mary Poppins. Así que como teníamos pensado irnos después de comer nos dedicamos a dar vueltas con el coche por la ciudad para hacer tiempo.

El viaje nos ha venido muy bien para pasar más tiempo juntos y pese a que estuvimos todo el finde solos porque DMP no quiso avisar a ninguna de sus amistades no se me hizo nada pesado. Suelo agobiarme con relativa facilidad porque aunque no me cuesta nada relacionarme con los demás sí que soy muy celoso de mi espacio pero cuando una de las primeras cosas que me dijo el DMP es que aunque había superado casi lo de su ex prefería que fuéramos despacio porque todavía no estaba preparado para volver a tener pareja ví el cielo abierto porque nunca me han gustado las prisas cuando se trata de una pareja o posible pareja. Aunque hablando de su ex un día nos vio juntos y empezó a escribirme por WhatsApp, aunque también lo conocía (eran aún pareja cuando los conocí) ni yo tenía su número ni él tenía el mío pero eso y la charla que tuve con quien le dio mi número lo dejo para otro post.

If I should ever let you go
I'll never want to know
Oh, why?
If I should ever let you go
I'll never want to know
Oh, why?

Inside, a sudden loss of air
Confessions in despair
Oh, why?
Oh, why?
This love is whispering
As distant sirens ring
Goodbye

And if I should never get the chance to let you know
Listen to me now
How we loved you so
The first time
The last time
A lifetime ago
Fallen, you were calling
You, it's time to go

If I should ever let you go
I'll never want to know
Oh, why?

If I should ever let you go
I'll never want to know
Oh, why?

Fallen, you were calling
You, it's time to go
Fallen, you were calling
You, it's time to go
(If I should ever let you go)
Fallen, you were calling
(I'll never want to know)
You, it's time to go
Fallen, you were calling
You, it's time to go

24 comentarios:

  1. es bueno que se tomen tiempo para ustedes dos y que puedan viajar y visitar lugares eso ayuda a que compenetren mas (jejejeje ya sabes a que me refiero jejeje)

    abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aprovechamos muy bien el tiempo que podemos pasar juntos para compenetrar y compenetrarnos. :)

      Eliminar
  2. otter, le dicen otter, creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que las nutrias (otter) son más bien hombres bajitos y complexión pequeña.

      Eliminar
  3. Vaya, lo de que den mi número sin mi consentimiento para temas de este estilo sí que me pone de mala leche... Ya no basta con no tener FB para evitar conexiones incómodas por lo que veo. Qué ganas de saber el resto de la historia y su razón para tener tu número, hay sangre? Hay celos? Ya te ha insultado? Estoy en un sinvivir!

    Sevilla a mí me pareció muy bonita (el Alcázar es tremendo!), aunque la vez que estuve también hacía un calorazo de derretirse. Tengo buenos recuerdos de borrachas tirándome los trastos en una de las casetas de la feria, y de los coches aparcados sin freno de mano para jugar al aparca-tetris (esto ya en uno de los barrios periféricos).

    Me alegro de que todo vaya marchando sin prisa pero sin pausa. Un besote grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que den mi número sin mi consentimiento molesta mucho, pregunta antes que no es tan difícil. Sólo adelantaré que hay cosas que me han sentado mucho peor y que no, la sangre no llegó al rió ni salpicó las paredes.

      Precisamente me pedí estos días porque el DMP sabía que ni quería semana santa y que las ferias cada vez las piso menos porque son un foco de chonismo muy sustancioso.

      Besotes.

      Eliminar
  4. La última vez que fui a Sevilla fui con mi ex, qué tendrá Sevilla con eso de las parejas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices sí, Sevilla se presta mucho a viajes parejiles.

      Eliminar
  5. A mi en un principio Sevilla también me produjo ese sentimiento que dices de "ser desigual y clasista": la primera vez que estuve me quedé en casa de una amiga cuya familia era de economía modesta y vivía en una zona muy sencilla y humilde de las afueras, y quizás por eso me parecía tan fuerte el contraste cuando nos movíamos al centro y andábamos entre los especímenes masculinos -y femeninos- que cumplían el prototipo ese que se tiene de "señorito andaluz". Que si lo piensas esa diferencia en mayor o menor medida se encuentra en todas partes, ¿verdad?, no es una característica exclusica de Sevilla, pero quizás por moverme en ambientes tan diferentes sí que me chocó. De todos modos es cierto que a pesar del clasismo, de las ambulancias y las hipstes-mammas es una ciudad PRECIOSA e ideal para andar y descubrir junto a un DMP...¡y sobre todo en primavera, que la temperatura es tan asequible y se pone todo tan bonito!
    Es bueno moverse en los mismos ritmos desde el principio para sentirse los dos bien, "conociéndote" como te conozco me parece estupendo que hayas dado con alguien que sepa respetar tus espacios y tus tiempos....aunque como dice el señor Cooper, lo que más me intriga es todo lo que quedó para el siguiente post, jaja.
    Un abrazo, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces seguro que te ha chocado mucho más que a mí ya que sólo nos alejamos del centro el último día y ni nos bajamos del coche. Está claro que no es exclusivo de Sevilla (sin ir más lejos en Madrid también hay muchos pero es el sitio representativo de ese tipo de gente). De todas formas siempre digo que prefiero 0 grados a 40 pero la temperatura que hizo este fin de semana fue un término medio muy agradable.

      No estaba tan a gusto con alguien desde mi primer novio, con el segundo todo era bonito también pero dejamos (sobre todo yo) que nos contaminasen factores externos. Con los pretendientes sí que es cierto que siempre ha habido problemas en ese aspecto, por eso no han pasado de ahí.

      Abrazotes.

      Eliminar
  6. Amo Sevilla, me retroencanta, esa luz, ese calorcito de primavera y llegar al agobio, la gente cálida, el acento y bueno tiene mil lugares mágicos, ya te veo a ti afuera del Palacio de Dueñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, después de pasar tanto por delante del palacio de Liria el de Dueñas no parece tan espectacular aunque lo sea. En cualquier caso no descarto volver para seguir conociendo la ciudad.

      Eliminar
  7. Es bueno ir poco a poco si ése es el ritmo que te pide el cuerpo. Y es genial que tu DMP opine lo mismo.

    De Sevilla, pues he estado dos veces: una en la Expo, que no cuenta porque yo era muy pequeño y casi no me acuerdo; y otra en la que paramos en un viaje a Cádiz, de la que recuerdo mucho calor y no comer demasiado bien.

    Lo de que den mi teléfono por ahí también me repatea infinito. Y si no llegó la sangre al río es que ahora estás mucho más tranquilo jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, partiendo de que soy la parsimonia hecha carne, normalmente el cuerpo lo que nunca me pide son prisas. Por eso sólo han cuajado pocas historias conmigo. Mis ritmos son lentos pero tampoco soy de pedirle tiempo a nadie porque cada persona tiene sus ritmos y sus formas de hacer las cosas.

      El que no debería estar muy tranquilo con lo que le dije es el otro y el que le dio mi teléfono pero eso queda para otro post.

      Eliminar
  8. Nunca he estado en Sevilla (ya me vale, ya), pero ¡se te lee pletórico! Vamos, que ha ido todo a las mil maravillas, con la ciudad y, sobre todo, con lo a gustito que estás con el DMP. ¡Me alegro un montonazo, Sr. Ingebrethsen! Un abrazo findesemanero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tiempo al tiempo, ya irás a Sevilla. Pero sí, con el DMP estoy muy a gusto aquí, en Sevilla y hasta en Pernambuco. Muchas gracias por tus palabras.

      Abrazotes.

      Eliminar
  9. A mi curiosamente Sevilla es de las ciudades que menos me gustan de Andalucía, prefiero Cádiz, Granada, Córdoba o incluso Málaga, pero vamos me parece a mi que en ese viaje te daba igual el destino ;-) me alegro mucho guapetón.
    Lo del whatsapp me ha dejado intrigado a mi también, a ver que nos cuentas en la próxima entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las ciudades que has nombrado la única que no conozco es Cádiz pero siempre he tenido la impresión de que me gustaria más Jerez que Cádiz. De las ciudades andaluzas las que más me gustan son Málaga (aunque reconozco que lleva unos cuantos años echada a perder) y Granada.

      Eliminar
    2. Cádiz me decepcionó porque tenía unas expectativas muy altas al decirme todo el mundo que era maravillosa. Pero vamos, a Jerez le da mil vueltas, que para mí compite por el dudoso honor de ser la ciudad más fea de España, ¡si no tiene nada!

      Eliminar
    3. La gente no se pone de acuerdo con Jerez, o les encanta o les parece un horror. Para mí la ciudad más fea de España es Almería.

      Eliminar
  10. Nunca he estado en España (a menos que una escala en el aeropuerto de Barajas cuente), pero me gustaria conocer Sevilla. Creo que aun mas que Madrid.
    Como que alguien mas anda pasando tu numero de whataspp sin tu consentimiento, que paso? Queremos saber mas!
    Y.... Ladytron me pone cachondo (en el sentido mexicano, no en el de España)....
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? A mí Madrid me parece la ciudad ideal para vivir, pero claro cada uno tenemos nuestras preferencias. Y siempre me ha gustado más el norte de España que el sur.

      Ladytron es que son geniales, es uno de mis grupos favoritos, los he visto un par de veces en directo y tienen un sonidazo aparte de mucha personalidad.

      Abrazotes.

      Eliminar
  11. Mientras tú estabas en Sevilla yo estaba en cierta ciudad vasca a la que quieres llevar a DMP remojado vivo.

    No conozco Sevilla, pero eso de poder desayunar en una terraza en pleno mes de marzo es un punto a favor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así mato dos pájaros de un tiro, le enseño a DMP la ciudad en la que estuve viviendo y de paso calmo su hype de cosas vascas desde que vio Ocho apellidos ídem.

      Abrazotes.

      Eliminar