26 abr. 2015

Entre fogones

Hace unos años tuve un imprevisto por el que no me quedó otra cosa que reinventarme profesionalmente ya que si bien la situación tenía visos de solucionarse esa solución iba a producirse más bien a largo plazo. En ese momento me lo tomé muy a la tremenda porque ello implicaba que mi sueño, aquel por el que me llevaba preparando desde niño, tenía que esperar indefinidamente. Aunque al menos gracias a eso y lo que fue viniendo después me dí cuenta de que sé hacer más cosas de las que pensaba. A ello ayudar ser más bien meticuloso y bastante maniático aunque soy de los que si no pueden hacer algo a su estilo prefiero no hacerlo, también el hecho de que me gusta aprender cosas nuevas.

N también es como yo en ese sentido y cuando me vino hace algo menos de un mes con un cursillo de cocina japonesa del que se había enterado buceando por los procelosos mares de internet. Me hubiera apuntado al cursillo si no fuera porque esta semana he estado de exámenes y bastante me ha costado hacer un par de ellos debido a los cambiantes turnos de mi trabajo pero aún en el caso de no haber tenido exámenes tampoco hubiera podido ir. Así que se apuntó él sólo y ayer apareció por casa con un tupper con sushi que había hecho. Muy bueno aunque siempre se me hace raro comer sushi si no hay wasabi para mojar.

El caso es que aprovechando que me vienen un par de días libres en el que aparte de tener el último examen tampoco tengo mucho más que hacer y siempre destino esos días a probar cosas nuevas en la cocina le he pedido el libro que le dieron para el curso para ponerme por mi cuenta a probar varias recetas. A ver que sale, que me han salido cosas que han tenido bastante éxito pero tengo a mis espaldas unas cuantas cagadas culinarias (mis dos primeras tartas de limón podrían usarse para disolver metales y aún no he conseguido pillarle el punto a los risottos, hasta ahora los que he hecho parecían que era para asfaltar carreteras en lugar de para comer). Y sí, de los errores se aprende pero siempre que me equivoco en algo lo primero es rebotarme conmigo mismo porque soy bastante perfeccionista.

I can be an engine buzzing like a bee, I'm a real independent
doing the laundry and planning for the future
it's the nature of a renaissance girl
I can be your darling cooking you dinner and soothing your heartache
Having three kinds and still remain a virgin
It's my version of a renaissance girl

Lift me lift me up when the air is thin and my mind will take off
Pull me pull me down when my love is pure and I feel alright now

Come along, come, come along, we can be your renaissance girls
Come along, come, come along, move forward, move forward
Come along, come, come along, tough like rocks and sweet like pearls
Come along, come, come along, we can be your renaissance girls

I can be an artist sculpting your face like you always wanted
Making you believe it's just how I saw it
it's logic for a renaissance girl
I can be impressed by all the things you know'
I'm fan I'm obsessed now
I'm in your I drive in your fast car
it's mastered by a renaissance girl

I'll release my mind you can be my back bone
I call you honey you can cry on my shoulder
Let it all breath, I got a degree in psychology

Lift me lift me up when the air is thin and my mind will take off
Pull me pull me down when my love is gone and I feel alright now

Come along, come, come along, we can be your renaissance girls
Come along, come, come along, move on, move on
Come along, come, come along, tough like rocks and sweet like pearls
Come along, come, come along we can be your renaissance girls

22 comentarios:

  1. A cocinar se aprende cocinando, así que ánimo. Yo aún tengo que ponerme a ello... y es que cuando me pongo me suele salir, pero me da mucha pereza ponerme (eso, y que también soy muy perfeccionista y tengo miedo a cagarla y cabrearme conmigo mismo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, por eso los días que destino a probar recetas son los días que tengo libres o trabajo de noche.

      Eliminar
  2. Ains yo soy de los que acarrea cagadas culinarias a porrillo, sobre todo con los condimentos, que nunca sé si me paso o me quedo corto. Al risotto ya le pillé el truco pero no sabría decirte cuál es, según un amigo mío italiano el truco es hacerlo "con mucho amor" :-)

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo bastantes más aciertos que cagadas pero las cagadas que he tenido han sido como para quitarme diez aciertos de golpe cada vez. ¿Eso del amor que es? ¿Parecido al jengibre? :P

      Eliminar
  3. Yo que te veía con el grupo de buenorros del actual Master Chef.

    ResponderEliminar
  4. Lo que yo cocino es, u horrible o genial. No tengo puntos intermedios. El sushi, lo he hecho varias veces, y la verdad no me ha quedado tan mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy se me ha ido el punto del arroz por un tris, la próxima vez procuraré ser más preciso.

      Eliminar
  5. Hombre, después tienes que hacer un post culinario para contarnos la receta y la opinión de los comensales, ¡eh! ;-)
    En esto de la cocina todo el mundo tenemos nuestros momentos vergonzosos y desastres monumentales: con mis experimentos con los tocinillos de cielo el resultado final casi siempre puede usarse para alicatar un baño, en cambio los risottos se me dan de maravilla, a pesar de que me resultan un poco cansinos de hacer porque hay que estar todo el rato encima de ellos para asegurarse de que el resultado es perfecto. De cocina japonesa no tengo ni la menor idea y lo poco que he probado no me gustó nada, pero es verdad que nunca he estado en un sitio bueno donde la preparen profesionalmente y bien. Igual si nos sugieres tú alguna buena idea me animo y pruebo...
    Abrazos guapo, y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me esperan días de mucho jaleo pero la próxima semana espero contaros como me ha ido con el sushi. Y no te preocupes, espero llevarte a algún japonés bueno cuando vuelvas por Madrid.

      Abrazotes.

      Eliminar
  6. Culinariamente hablando, tengo unas cuantas catástrofes en mi haber. Ya le he visto las orejas al lobo alguna que otra vez, así que he llegado a la conclusión de que el utensilio que nunca debe faltar en mi cocina es el extintor de incendios.

    Pero al final he conseguido sobrevivir sin depender en exceso de productos precocinados, así que corroboro eso de que a cocinar se aprende cocinando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que la lías parda en la cocina jajajajaja.

      Abrazotes.

      Eliminar
  7. Bua pues si te digo la de mazacotes negros que he sacado de las ollas. Tengo un serio problema con poner las cosas al fuego e irme a hacer otra cosa y acordarme a las dos horas. Muy, muy serios problemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy maaaaaal, hay que estar atento a los fogones, que luego pasa lo que pasa.

      Eliminar
    2. Necesito un asistente...oye, pero me has dejado con la inmensa curiosidad de saber cual es tu sueño!

      Eliminar
    3. Ser músico de orquesta, toco el chelo y el piano. Pero me lesioné con el conservatorio ya terminado, cuando estaba de audiciones para orquestas.

      Eliminar
  8. yo tambien soy autodidacta en la cocina. Y aunque no tengo la mania de ser perfecto en todo lo que hago (me he dado cuenta que me estreso menos asi) trato de ser exigente con el proceso de elaboracion. Asi que aunque he tenido fracasos (una torta me salio tan elastica que parecia un borrador) tambien he tenido muchos aciertos, pero lo divertido es hacer!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ser minucioso en todo lo que hago así que la cocina no es una excepción. Otra cosa son los resultados que obtenga. :)

      Eliminar
  9. Cocinar a mi se me da mas o menos, especialidad: Tallarines verdes ( ese de la pasta verde) bueno tampoco es que sea una cosa del otro mundo jajaja.
    El Sushi es que a mi no me gusta :c y para los dulces, ahí si soy un fracaso jajaja.
    Ah! pero eso si, cuando cocino, yo solita , si alguien me pone a mover algo ahí, lo largo en una y no vive para contarlo jajaja.

    Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues los dulces suelen ser lo que más triunfa cuando hago algo y al igual que tú prefiero cocinar solo sin gente pululando por la cocina porque soy muy de que me dejen a mi aire. Y definitivamente una cosa con la que no puedo es que mientras estoy cocinando me metan la mano en lo que esté haciendo. Una vez eché de casa a un familiar por eso mismo.

      Besotes.

      Eliminar
  10. Pues hacer sushi bien es bastante complicado, se puede conseguir pasable pero yo todavía no he comido un sushi casero que me haya conquistado, ánimo en el intento ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo, además para lo buena mano que normalmente tengo para arroces y pastas (menos el risotto) pero con mi primer sushi se me ha ido un poco la mano y se me ha quedado demasiado blando el arroz. Al menos estaba comestible pero vaya, eso lo hace un chef y lo condenan a garrote vil.

      Abrazotes.

      Eliminar