8 ene. 2016

El niño de cristal

Nunca me ha preocupado caer mal, dicho así parece que entre mis aficiones esté la de coleccionar enemigos pero tampoco es eso, faltaría más. Pero sí que es cierto que veo una pérdida de tiempo el preocuparme por cosas así, hace años un blogger me dijo que tendía a ser demasiado práctico en todo y a veces se convertía en uno de mis mayores defectos. Y no le falta razón.

Todo esto viene a colación de una bomba que puede acabar estallando o no. Me explico: nunca he sido de tener un grupo de amigos fijo pero sí que entre el grupo que más frecuento aquí en Madrid hay uno que no me traga y tengo un truco bastante bueno para detectar eso: la gente a la que le caes mal o suele evitarte en todo momento o sobreactúa cuando te ve y a éste en cuestión le pasa lo primero. Comentarios que me han llegado después sólo me han confirmado esa idea y siempre que alguien me ha venido a contar sólo contestaba "Ya lo sabía" intentando no ahondar en el tema.

Mi relación con este chico, al que voy a llamar Sergio, sería más bien la de actores de teatro bien compenetrados, cuando llego yo él hace mutis por el foro y cuando sabe que voy a estar en un plan misteriosamente acaba cancelando su participación. Que casualidad que le viene bien ir a los que yo no puedo por el demencial y ciclotímico horario de trabajo que tengo o porque ya tengo otros planes. Las pocas veces que coincidimos no sólo evita mirarme o dirigirme la palabra sino que en la medida de lo posible se pone lo más lejos de mi que pueda.

Al principio, como sabía que era muy tímido intentaba darle conversación pero siempre contestaba sin mirarme, con monosílabos y con un tono que dejaba bastante claro que prefería no tener mucha comunicación conmigo. Una vez incluso salíamos de un céntrico pub y aprovechando que iba unos cuantos metros por detrás del resto, como si fuera una geisha, me acerqué a él y le pregunté que si le pasaba algo conmigo, que si igual había hecho o dicho algo imprudente prefería saberlo porque era evidente siempre que coincidimos que le hace más ilusión meter la mano en la licuadora que el tener que coexistir conmigo con la misma gente y en el mismo lugar. Se puso tan nervioso que empezó a tartamudear de tal manera que sólo llegué a medio entender que yo me lo estaba inventando todo y los demás al ver conforme iba tartamudeando más iba elevando el volumen se acercaron e hicieron un semicírculo.

Desde entonces he optado por no decirle nada de nada porque viendo su reacción de aquella noche me dio bastante reparo verlo pasarlo tan mal. Aunque tiene reacciones que tampoco es que me parezcan muy normales de un tío con 33 años y dos carreras, que se supone que tiene cierta madurez ya y cierto nivel cultural. Así que viendo que los intentos que he hecho por acercarme a él sólo han servido por añadir más tensión y distancia opto desde hace meses por hacer como si no estuviera directamente.

Bueno, siendo justos Sergio es más prolijo conmigo por WhatsApp, al menos por ahí sí que me ha dejado claro lo poco que me soporta, eso sí, siempre después de haber quedado todos, que digo yo que podría haber aprovechado y decírmelo cuando me tenía delante que en una de estas se le va a abrir una úlcera.

Tengo que reconocer que hasta hace unos días la situación me "hacía gracia" (más que nada por todo lo que se esfuerza en evitarme) y me extrañaba a partes iguales. Resulta que Sergio va a una academia de idiomas cerca de donde yo vivía antes y el otro día le preguntó a un amigo que hacía ya mucho que no me veía cuando antes me solía ver casi todos los días. "Normal, se ha mudado a otro barrio hace casi un año" le contestó este amigo común. A todo esto Sergio le dijo que no sabía nada de mi y que veía que yo hablaba con todos y pasaba de él, incluso dijo que le hacía bullying en el grupo. Mi amigo, muy consciente de la situación real y flipando en colores, me lo contó varios días y sólo le dije que no iba a decirle ya nada a Sergio porque cuando he intentado hablar con él resulta que me lo invento todo y que si quiere decirme algún día tiene mi WhatsApp para algo más que para ponerme verde.


Pardon me while I burst
Pardon me while I burst

A decade ago, I never thought I would be at twenty-three
On the verge of spontaneous combustion, woe is me
But I guess that it comes with the territory
An ominous landscape of never ending calamity

I need you to hear, I need you to see
That I have had all I can take
And exploding seems like a definite possibility
To me

So pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same

Not two days ago, I was having a look in a book
And I saw a picture of a guy fried up above his knees
I said, "I can relate," 'cause lately I've been thinking
Of combustication as a welcome vacation from

The burdens of the planet Earth
Like gravity, hypocrisy and the perils of being in 3-D
But thinking so much differently

Pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same
Never be the same

Pardon me while I burst into flames
Pardon me, pardon me, pardon me

So pardon me while I burst into flames
I've had enough of the world and it's people's mindless games
So pardon me while I burn and rise above the flame
Pardon me, pardon me, I'll never be the same
I'll never be the same

14 comentarios:

  1. jajajaja caray, una vez me tope con una flaca así, se llama Rocio y le decíamos la Teniente, tenia un genio horrible y el trato de un militar un buen día le pregunte cual era su problema conmigo y se limito a decirme que yo no le caía, que le causaba ira solo mirarme y que le haría muy feliz que yo nunca le dirigiera la palabra.
    Obviamente sus palabras me hirieron por unos segundos, luego sus palabras me llegaron al huevo... muchos años después nos volvimos a encontrar e intento pedirme disculpas y aproveche para decirle que yo me sentiría muy bien si ella no me habla nunca mas jejeje me sentí muy bien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos Rocío te lo dejó claro pero cuando cada día te dicen una cosa diferente al final no sabes con qué quedarte.

      Abrazotes.

      Eliminar
  2. Es una situación que pasa 'hasta en las mejores familias'. En los grupos de amigos amplios no se puede pretender caer bien a todo el mundo, y cuando no se cae bien se ve a la legua. Tengo que reconocer que a mí, en una etapa de mi vida, sí que era algo que me preocupada, lo de caer bien digo, pero llegas a cierto punto en el que te das cuenta de que no merece la pena preocuparse por ello.
    Ahora, me llama poderosamente la atención la totalmente opuesta visión que cada uno de vosotros tenía de lo que ocurría en esa relación: tú tenías claro que él te hacía feos, y él que tu te inventabas todo. Está claro que algo fallaba ahí, quizá la suficiente valentía para decir: "pues mira, sí, no me caes bien, no congeniamos, no se puede caer bien a todo el mundo, pero estamos en el mismo grupo y la cortesía debe predominar entre nosotros". Ya está. A veces tenemos miedo a ser claros, cuando siendo claros se solucionan muchos malos entendidos.

    ¡Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este tema entran muchos factores, Sergio aparte de ser muy tímido también es muy susceptible y no sabía cómo abordar el tema con él. Luego está mi pragmatismo habitual que pensaba "si me llevo muy bien con los demás, por uno que no me trague..." y luego la noche que intenté hablar con él se puso tan nervioso que me dije "mejor lo dejo estar y ya". Por eso he acabado tomando la determinación de dejar que se tome su tiempo y lo que tenga que pasar pasará. Es bastante complicado hablar con alguien que no está abierto al diálogo y yo no soy de los que insisten e insisten pero muchas gracias por tu punto de vista.

      Abrazotes y buen finde.

      Eliminar
  3. Pues no sé, digo yo que cuando se comparte grupo de gente con alguien que no te cae bien pero no quieres prescindir del resto de la gente, una de las soluciones es hacer lo mismo que hace este chico, es decir, evitarte. Luego esa reacción de andar diciendo que si tu no le hablas y le haces bullying es más común de lo que pueda parecer, porque tendemos mucho -y a veces es hasta inconsciente- en ver en los demás problemas que en realidad tenemos nosotros mismos, y muchas veces cuando una persona reacciona ante nosotros de una manera es porque nosotros antes le hemos ofrecido una reacción parecida. Supongo que este chico sea por timidez o por lo que sea no se atrevió o no quiso hablar contigo y cuando ha obtenido la misma reacción por tu parte, se siente más cómodo pensando que "la culpa es tuya".
    Que los humanos somos muy raros, vaya.
    Abrazos, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me evite sino le trago me parece muy bien, lo malo es que luego les calienta a los demás la cabeza conmigo porque cada cosa que hago o digo le parece fatal aunque no tenga que ver con él. Y claro, los demás se acaban hartando y me lo comentan.

      Abrazotes.

      Eliminar
  4. Aquí lo que sí veo mal es lo de ir hablando mal de ti a tus espaldas, y además sin venir a cuento. Lo otro, lo de que no caes bien a alguien en concreto es algo bastante habitual dentro de un mismo grupo amplio de gente.
    En mi caso, yo hay uno que no soporto pero lo bueno es que sé que yo tampoco le caigo bien a él, con lo que en eso estamos bastante empatados. Y muchas veces o va él o voy yo, porque está clarinete que los dos no podemos compartir el mismo espacio sin que salten chispas...

    Abrazotes Christian.

    Pablo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos nos cae mal alguien y todos le caemos mal a alguien pero lo que no me parece es que pretenda intoxicar a los demás de esa manera. A veces no sé si es que es tonto directamente o es bipolar...

      En tu caso si el mal rollo es mutuo está bastante equilibrada la cosa como bien dices aunque me cuesta imaginarte saltando con alguien, supongo que el otro tendrá la capacidad de sacar lo peor de ti.

      Abrazotes.

      Eliminar
  5. Los grupos grandes es lo que tiene. Aquí también pasa lo mismo con una amiga que tiene la manía de querer que todo gire a su alrededor.

    A mí, más que caerle bien a todo el mundo lo que me preocupa es no caerle bien a nadie.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este al menos egocéntrico no es, además es muy dócil en general pero se nota a la legua que tiene cero aptitudes sociales.

      A mí en todo caso me preocupa más decepcionar a la gente que quiero, siempre hay alguien a quien le caemos bien así que no te preocupes por eso. :)

      Abrazotes.

      Eliminar
  6. ¡Ufffff, la gente qué rarita es! Lo mejor, pasar y eljarse o evitarse, ¿no? Por el bien del resto del grupo, más que nada. A mí esas cosas cada vez me dan más pereza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, lo mejor es pasar y más ahora que le resulta tan fácil echarme la culpa de la situación. A los demás les he dicho que no quiero que esto afecte al grupo ni que se metan en este tema y me han dicho que no me preocupe, que es Sergio el que lo está erosionando todo. Así que creo que ya está todo dicho.

      Abrazotes.

      Eliminar
  7. Pues en esas situaciones lo mejor es evitarlo tú también.
    Si le tienes consideración a tus amigos y para evitarles que estén en el fuego cruzado lo mejor es saludarlo y dirigierle la palabra sólo en lo necesario.
    Ahora que si te está difamando y todo el mundo sabe que la situación no es como él la cuenta, sólo déjalo, dale suficiente cuerda para que se ahorque.

    ResponderEliminar
  8. A mí directamente no me dejan relacionarme con nadie, así que no tengo ese problema. El tal Sergio posiblemente padece el síndrome de la ardilla (pobrecillas con lo bonitas que son) "si se la meten grita, si se la sacan chilla", o algo así.

    ResponderEliminar