7 abr. 2016

El libro de la selva I (Ojos manga)

A Luis lo conocí a través de un foro, comenzamos a hablar por Skype porque, casualidades de la vida, yo tenía una página Myspace (¿todavía existe o Soundcloud, Reverbnation y demás se lo ha llevado por delante?) donde tenía colgados audios y vídeos en los que salía tocando. Resulta que me seguía desde hacia tiempo y se enteró a través de otro del foro de que yo era al que seguía en Myspace.

Enseguida me pareció un tío más bien insustancial pero me ponía muchísimo y como muchas veces acabamos pensamos más con la polla pensaba "bueno, aguanto hasta que me lo tire y luego ya veo lo que hago". Luis vivía en Madrid y yo vivía entonces en San Sebastián y pasó algo más de un mes hasta que le dije que ese mismo fin de semana bajaría a Madrid. Nos dimos los números y como por aquel entonces me estaba sacando el carnet de conducir le dije que bajaría en tren y que me bajaba en Chamartín.

Me dijo que me esperaría con un amigo suyo y en un principio la noticia me hizo tanta gracia como meter la mano en la licuadora pero cuando bajé, nos saludamos y me presentó a Iñaki pues resulta que también me ponía su amigo: Luis es castaño, cuerpo normal e igual de alto que yo mientras que Iñaki mediría como 1'80, delgado, rubio y de ojos azules. Encima al igual que me pasó con los hermanos, uno era activo (Luis) y el otro pasivo (Iñaki). Y mientras íbamos de camino a donde me quedaba (casa de un familiar) y me contaban sus cosas yo ya iba maquinando como llevármelos al huerto, me daba igual si por separado o haciendo un trío.

Enseguida me di cuenta de que Luis no sólo era bastante egocéntrico sino que también pertenece a un tipo de gente que nunca he tragado: los que tienen que ir de graciosos continuamente sin tener ni puta gracia. Además no podía contar con Iñaki porque sólo hablaba de tragedias que le habían pasado en su vida. Al día siguiente conocí al resto de la pandilla y aparte de acogerme de maravilla me parecieron muy normales casi todos por lo que congeniamos enseguida, al punto de que hablaba más con ellos que con Luis e Iñaki. Luis reclamaba la atención de todo el mundo acercándose donde estuviera yo y diciéndole a mi interlocutor de turno "¿a que este tío tiene ojos de personaje manga?". La primera vez hace gracia pero cuando lo repites cincuenta veces como si te hubieran dado cuerda al final acaba cansando.

Me sorprendió que Iñaki, quien apenas me había dirigido la palabra, se acercó cuando me despedí para darme un papel diciendo con tono fúnebre y solemne "Léelo después". Resulta que en el papel ponía que me esperaba al día siguiente en su trabajo (una tienda cerca de Sol) pero que como estaría cerrado que le mandara un whatsapp cuando llegase y me abría por el almacén. Al día siguiente estaba a la hora indicada esperando a que me abriese y echamos un polvo bastante decepcionante (era como follarse una estatua) rodeados de cajas y estantes pero el día no había terminado para mí porque cuando iba llegando casi a Plaza de Castilla me llamó Luis diciendo que no habíamos tenido tiempo de hablar mucho y que quería que hablásemos, que si no tenía nada que hacer fuera a su casa, le dije que estaba cerca y en efecto, unos veinte minutos después llegaba a casa de Luis. Definitivamente ese no era mi día porque si fue decepcionante mi encuentro con Iñaki más decepcionante aún fue el que tuve con Luis. A su favor decía que tenía una potente herramienta, unos 20 cm y casi como dos pollas normalitas de grosor pero de qué te sirve tener algo tan impresionante si no sabes usarlo. Fue terminar y empezar a vestirme para irme cuanto antes.

Al rato me llamó Adrián, el mejor amigo de Luis, para decirme que Luis estaba encantado conmigo y que él (Adrián) pensaba que soy justo lo que necesitaba su amigo: alguien centrado que bajase a Luis de la nube (sí, me lo dijo así) pero sorprendentemente cogió carrerilla y empezó a soltar mierda de Luis como una vaca con diarrea. Básicamente me decía que su amigo era bastante insoportable, que era muy cansino y que pobrecito del que acabase con él. Le dije que no se preocupase, que lo mío con Luis no iba a avanzar más.

Un par de días después volví a casa habiendo recibido un llamada de Iñaki diciendo que no contara nada de lo que había pasado entre nosotros ("Vaya, y yo que tenía ya lista la rueda de prensa" le contesté) pero ni rastro de Luis. Eso sí, desde entonces pasé a tener una comunicación bastante fluida de sus amigos que estaban encantados conmigo y querían que siempre que volviera a Madrid contase con ellos. Y por supuesto que seguí contando con ellos aunque tenía muy claro que lo mío con Luis e Iñaki se iba a quedar ahí.

*Para entender el título del post tendréis que esperar...

Round and round like a horse on a carousel, we go,
Will I catch up to love? I could never tell, I know,
Chasing after you is like a fairytale, but I,
Feel like I'm glued on tight to this carousel

Come, come one, come all,
You must be this tall
To ride this ride at the carnival

Oh, come, take my hand
And run through playland
So high, too high at the carnival

And it's all fun and games,
'Til somebody falls in love,
But you've already bought a ticket,
And there's no turning back now

Round and round like a horse on a carousel, we go,
Will I catch up to love? I could never tell, I know,
Chasing after you is like a fairytale, but I,
Feel like I'm glued on tight to this carousel

This horse is too slow,
We're always this close,
Almost, almost, we're a freakshow

Right, right when I'm near,
It's like you disappear,
Where'd you go? Mr. Houdini, you're a freakshow.

And it's all fun and games,
'Til somebody falls in love,
But you've already bought a ticket,
And there's no turning back now

Round and round like a horse on a carousel, we go,
Will I catch up to love? I could never tell, I know,
Chasing after you is like a fairytale, but I,
Feel like I'm glued on tight to this carousel

Why did you steal my cotton candy heart?
You threw it in this damn coin slot,
And now I'm stuck, I'm stuck,
Riding, riding, riding

Round and round like a horse on a carousel, we go,
Will I catch up to love? I could never tell, I know,
Chasing after you is like a fairytale, but I,
Feel like I'm glued on tight to this carousel

14 comentarios:

  1. jajajajaja, me he tronchado con lo de la rueda de prensa...
    La verdad es que el título del post hace pensar de todo, mejor no voy a anticipar acontecimientos, solo haré una reflexión: que lástima que dos tíos que estaban tan buenos resultasen tan malos amantes y tan insoportables, ¿no?... Y la segunda: que vitalidad, hijo mío, yo después de un polvete chungo quedo inmunizado contra el sexo por lo menos-por lo menos hasta el día siguiente, no sé como te quedaron ganas de cepillarte a Luis después de la mala experiencia con Iñaki. Aunque caray, creía que las pollas de 20 centímetros y los gnomos eran dos cosas del mismo tamaño de las que todo el mundo habla pero que en realidad no existen. Tendré que limitarme el escepticismo a los gnomos, jaja.
    La elección musical no me ha pasado ni mucho menos desapercibida, muy rara pero muy interesante, caray.
    Abrazos, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que fui a por el segundo pensando que a ver si me quitaba la mala impresión pero para nada, aquel no fue mi día. Anda ya, alguna de 20 cm has tenido que ver, no son tan raras jaja.

      Bueno bueno, después de lo altos que quedaron Rolo Tomassi en mi ranking musical del año pasado ya no te sorprende nada. ;)

      Abrazotes.

      Eliminar
  2. Pues yo, si una persona me parece insustacial (o cualquier otra cosa que no me guste), me cuesta pasar a la segunda base. La desventaja de esto es que no hubiese conocido a ningún amigo.

    Espero ansioso el desenlace, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también pero Luis me parecía insustancial y morboso a partes iguales pero una vez que llegué a la segunda base me di cuenta de que lo segundo era un espejismo.

      Aparte todos hemos acabado siendo amigos de alguien que o no nos caía bien o nos pasaba desapercibido en un principio.

      Abrazotes.

      Eliminar
  3. Aunque imagino lo que debe ser follar con una estatua, qué susto, no? claro que con un trípode con semejante mandoble tampoco arregla la cosa. Ni idea por donde puede ir la historia, espero que no acabe manga por hombro. Morbosa lo es un rato, vamos, que es muy hot. El tema musical (supongo que tendrá algo que ver) todo es juego y diversión como en un carrusel hasta que uno se enamora, pero ya ha comprado un ticket y no hay vuelta atrás.. a ver qué pasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, la estatua era Iñaki y el del mandoble Luis, que visto lo visto me lucí con los dos.

      Aunque la canción tiene que ver con el post en la historia no hay enamoramiento, yo diría que la historia termina a partes iguales manga por hombro y bien pero ya os enteraréis de como acaba. ;)

      Eliminar
  4. Madre mía, por un momento pensé que también te ibas a tirar a Adrián, después de haber estado con Iñaki y Luis, y todo en el mismo día!! Eso sí que hubiese sido vitalidad y el trío (por separado) más original del mundo, jajaja.
    Qué peligro tienes, Christian...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, con Adrián no que los asiáticos nunca me han puesto...

      Soy un poco putón pero soy inofensivo, lo juro. ;)

      Abrazotes.

      Eliminar
  5. Me ha dejado KO lo de la notita con un mensaje y el "léelo después". ¡Pero qué peliculero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, primero porque ya teníamos una edad como para mandarnos notitas y segundo porque me lo podía haber dicho por whatsapp o en persona.

      Eliminar
    2. Joder a mi una vez me dejaron una notita con un número de teléfono apuntado sobre la toalla de la piscina, fue todo tan de película porno gay cutrona

      Eliminar
    3. ¡Hala, me encanta lo de la nota en la toalla piscinera!...¿y lo de película porno-gay-cutrona lo dices por ese detalle o por lo que vino despues? ¡jajaja! Perdón, fue un lapsus marimalévolo

      Eliminar
  6. Se te ha olvidado contar lo más interesante: si llamaste a tu pretendiente y hubo touchdown.

    ResponderEliminar
  7. Yo también me imaginé que te ibas a lanzar por un tercero cuando te llamó Adrián.
    Ya queremos saber lo que sigue!

    ResponderEliminar