4 sept. 2016

Mitt liv i Norge III (Los extranjeros)

Ya he dado pinceladas sobre esto en posts anteriores pero hoy vengo a hablar de mi libro de como coexisten los noruegos con los ciudadanos de otros países.

No sólo es un país relativamente turístico sino que además puedes encontrar turistas tanto en Oslo, las islas Lofoten, ciudades del norte como Bodø, Trondheim (donde estuve viviendo casi un año, antes de instalarnos en Oslo) o Tromsø o del sur como Bergen (la que más turistas recibe con diferencia), Stavanger o Larvik.

Si bien Noruega no es un país que destaque por tener una amplia población por ese punto inhóspito que tiene y el clima casi toda la población extranjera procede de países africanos y asiáticos. Es raro encontrar gente de América o de otros países europeos viviendo allí pero dentro del porcentaje de ciudadanos europeos que había la primera vez que me mudé a Noruega los procedentes de la antigua Yugoslavia ya suponían una importante comunidad extranjera. Me he estado informando y ya han desbancado a la comunidad africana como la comunidad extranjera más numerosa del país.

Una de las cosas que más me gustan de los noruegos es que son muy comprensivos y hospitalarios con los extranjeros. Aunque hay gentuza, como en todas partes, es tremendamente raro que te encuentres con un noruego haciendo un comentario despectivo hacia alguien que viene de fuera. Muchos tendrían que aprender de ellos en ese aspecto, sin ir más lejos hace apenas unos días un compañero de trabajo montó un cirio porque se ha ido el pediatra de su hija y en su lugar ahora hay una pediatra argentina. Sin comentarios...

Recuerdo que en el edificio en el que vivíamos, muy cercano al museo Munch, vivía una familia salvadoreña: Gregorio, el padre, era geógrafo mientras que Nancy, su mujer, era bióloga y como ambos viajaban mucho, especialmente Nancy, por trabajo muchas veces se quedaban solos sus hijos porque Sonia, la mayor, ya tenía 16 años y se quedaba al mando de la casa y de Irina, Nadia (de mi misma edad) y Vladi, sus hermanos. Enseguida entablaron amistad con mi padre y muchas veces nos invitaban a comer cuando estaba los dos en casa. Recuerdo que les llamaba la atención que viniéramos de tan lejos (curioso cuando ellos venían de más lejos aún) y que siendo mi padre pelirrojo, de ojos negros y estatura normal, yo fuera tan alto ya y tuviera el pelo azabache y los ojos verdes.

Por mi parte al tener sangre danesa no les chocaba tanto mi presencia a la gente autóctona e incluso a veces me preguntaban si era verdad que era español. Cuando les contestaba afirmativamente y añadía que aparte tenía parte portuguesa y parte danesa contestaban con un mohín "Ah, den undertrykk rike"* (Ah, el reino opresor) antes de soltar una risita.

Quiero hacer un inciso para terminar y es que el gobierno noruego se ha visto obligado a cambiar sus políticas de extranjería debido a la crisis europea. Recuerdo que hace once años, cuando volví a Noruega por uno de mis primeros trabajos, pese a que me contrataron enseguida por haber vivido ya varios años en el país me explicaron las políticas de extranjería de aquella época antes de firmar. Hay que entender que desde la crisis europea se ha multiplicado por 60 el número de extranjeros que se han mudado a Noruega. Una barbaridad para cualquier país y más aún para uno de sólo 5 millones de habitantes, de ahí que se hayan visto obligados a regular esto para seguir ofreciendo unas garantía de calidad a todo el que vive en el país, sea autóctono o extranjero. Por hacer una comparativa entre la política de hace una década y los cambios que se han visto obligados a hacer:

-Antes con tener un nivel aceptable de inglés podías trabajar aunque no supieras noruego. Ahora te piden saber el idioma aunque sea en un nivel básico y aparte acreditar que estás apuntado en una academia para mejorar tu nivel.
-Antes daba igual por cuánto tiempo fueras a trabajar a Noruega, ahora tienes que firmar un papel comprometiéndote a estar cinco años como mínimo residiendo en el país.
-Para solicitar la ciudadanía antes tenías que llevar por lo menos dos años viviendo en el país y hacer un examen de cultura general e historia noruega. Ahora han subido la nota de corte del examen (de 5 a 7) pero han quitado el tiempo mínimo de residencia en el país para poder optar al examen.

*Noruega perteneció durante siglos a Dinamarca y cuando consiguieron la independencia la celebraron creando el nynorsk (nuevo noruego, implantado hace poco más de un siglo), una variante del bokmål (lengua de libro, el idioma que se habla en el país desde la Edad Media) en la que desaparecen todos los rasgos daneses. No hay casi diferencia entre uno y otro, de hecho cuando a nivel internacional se habla del idioma del país en realidad se refiere sólo al bokmål por ser la variante más hablada y para no liar a la gente. Todos los noruegos se manejan con el bokmal y el nynorsk aunque dependiendo de la provincia será oficial uno, otro o ambos. Por ejemplo en Trondheim ambos son cooficiales pero en Oslo la variante oficial es el bokmål.




I couldn't accept we were ending
I gradually started to drift
In the back of my mind was pretending
That I could handle it
I couldn't handle it

Just wanted a moment of silence
Not everything ending in war
The tiniest problems made giant
What were we fighting for?
What are we fighting for?

What I'm about to say
Won't be easy to swallow
What you felt today
Will be as painful tomorrow
Painful tomorrow

It's enough, it's enough, it's enough for me
It's enough, it's enough, it's enough, please you gotta see
I'm leaving you, you
I'm leaving you, you
You're okay, you're okay, you're okay without me
Comes a day, comes a day, comes a day when I'm convinced that you'll agree
That I'm leaving you, you
Leaving you, you

I wouldn't have thought I could carry
The weight of us all by myself
Our differences just wouldn't marry
I had to beg for help
Got it from someone else

What I'm about to say
Won't be easy to swallow
What you felt today
Will be as painful tomorrow
Painful tomorrow

It's enough, it's enough, it's enough for me
It's enough, it's enough, it's enough, please you gotta see
I'm leaving you, you
I'm leaving you, you
You're okay, you're okay, you're okay without me
Comes a day, comes a day, comes a day when I'm convinced that you'll agree
That I'm leaving you, you
Leaving you, you

16 comentarios:

  1. Me encanta porque nos enseñas de una cultura a la que probablemente es difícil tener acceso. Esa hospitalidad que tienen me fascina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan fiero el león como lo pintan, algunos os echásteis las manos a la cabeza con algunas de sus costumbres jejejeje pero son muy majos y muy de verdad.

      Eliminar
    2. Claro si hay muchos puntos de ellos que me encantan.

      Eliminar
    3. Te encantaría Noruega si no te frena el clima entonces.

      Eliminar
  2. Mira qué casualidad. Justo esta tarde "M" se había comprado la revista de Viajes de National Geographic y hemos estado ojeando juntos el artículo sobre Bergen. La verdad es que es normal lo de la ley de extranjería. Vi un reportaje en la tele hace tiempo sobre españoles que no tenían ni la ESO y que se iban a vivir a Noruega sin ni siquiera saber inglés. ¡Y se hacían las víctimas! ¡Me indigné muchísimo! Pero bueno... hay gente para todo.

    Y lo del Bokmal y Nyorsk es un lío, jajajaja. Yo tuve que leer en wikipedia de qué iban esas dos cosas cuando por curiosidad vi lo de Bokmal en el Duolingo si querías hacer noruego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, realmente Bergen y Stavanger reciben mucho más turismo que Oslo. Al lorito que las dos ciudades son territorio nynorsk pero nada de alarmarse: si hablas en bokmål te contestan igual. Además el nynorsk no está tan arraigado, fue más bien un capricho de la época.

      Ya, yo también flipo con gente así, una vez me hablaron de un chico sin estudios que se fue a Suecia y las pasó putas y le contesté al que me lo contó: "Normal, si aquí se comía cuatro mierdas allí se está comiendo veinte por el nivelazo que tienen.

      Eliminar
  3. Muy interesante, me pregunto si para la independencia de Noruega no habrá tenido algo que ver la invasión napoleónica de Dinamarca, en ese caso tendría similitud con las de America Latina en fechas aproximadas y en parte como consecuencia de la invasión de Napoleón a España.
    A otra cosa, me ha gustado mucho la canción y el estilo de la cantante.
    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puesssss, nunca me había parado a pensarlo pero tiene su lógica.

      Maria, pese a tener parte nicaragüense es noruega. De ahí que la haya elegido para el post, es un buen ejemplo de que como los noruegos acogen a todo el que llega a sus tierras.

      Besos.

      Eliminar
  4. es curioso que te hayan visto más lejos por España que ellos mismos que venian de América. se que las leyes aun cambiadas son generosas con los extranjeros. Me pregunto como hará uno para acostumbrarse a no tener puestas de sol por varios dias =(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, no prohiben que vaya nadie para allá pero sí que quieren que el que fantasee con vivir en Noruega se lo piense un poco y se lo curre.

      Me has hecho una pregunta buenísima con lo de la luz, yo el clima lo llevaba genial pero la luz ya era otra cantar. Próximamente hablaré de ello.

      Eliminar
  5. Que bonita la canción de Maria Mena, de ella solo conocía aquel "Just hold me" que se oyó mucho hace tiempo.
    La actitud de la gente de un país hacia las personas que vienen de fuera dice mucho del país en si mismo, de su cultura, su educación y su nivel de vida, y por lo que cuentas los noruegos están bastantes pasos por delante de otros países supuestamente "avanzados".
    Solo añadir algo que creo que ya te he dicho en estas crónicas noruegas y es que me sorprende lo diferentes que son de nosotros en tantas cosas a pesar de ser todos europeos...que es verdad que están lejos pero no sé. Será que he viajado muy poco y por eso no soy consciente de las diferencias sociales y culturales que hay aunque no haya mucha distancia de por medio.
    Abrazos, y ¡feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los nórdicos tienen la cabeza muy bien puesta, ellos sólo saben hacer las cosas bien porque aparte de ser muy ordenados allí no se conciben las chapuzas ni hacerle perder tiempo a nadie.

      Es verdad que Europa es el continente más pequeño pero igualmente es muy diverso, también te digo que basándome en todo lo que he viajado los españoles somos para echarnos de comer aparte...

      Abrazotes.

      Eliminar
  6. Me sorprende que siendo un país con unas costumbres tan asociales en las relaciones humanas sea a la vez tan hospitalario con el que viene de fuera.

    Igual es que tienen muy arraigado eso del "vive y deja vivir".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que asociales son muy celosos del espacio personal, al principio te chocan ciertas cosas pero una vez que entiendes por qué piensan así todo va rodado.

      Abrazotes.

      Eliminar
  7. Gracias por tu info, Christian! Noruega y los demás países nórdicos siempre me atrajeron de alguna forma y no sé todavía el por qué. Será que hace muchos siglos atrás, alguien de allí viajó a Alemania, donde dejó su adn que recibieron mis ancestros de quienes los heredé yo? De otro modo, no se explica... jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Una descripción excelente de esos países. Me temo que sería demasiado subjetivo y cansino si añado algo más de mi parte.
    La luz, el clima, el color (sí mucho color y muchas flores)me gustan mucho.
    Abrazos

    ResponderEliminar