4 jun. 2015

Calor y tormentas

Ya queda menos para la llegada oficial del verano aunque para mí ya lleva unos días instalado. Pronto llegarán los cargamentos de helados, las parrilladas de pescado en algún chiringuito, los selfies de pies en la playa/piscina, las camisetas de tirantes y los pantalones cortos como uniforme, los mosquitos y sus masacres con nocturnidad y alevosía y, a título personal, añadiría las fotos que me hacen dormido sobre todo los cabrones de mis amigos, que siempre dicen que soy un show durmiendo.

Digo que ya llevo unos cuantos días como si fuera pleno verano porque si normalmente el resto del año suelo llevar mis problemas de azúcar bastante bien en verano con el calor no sólo es la época más frecuente con diferencia para que me den bajadas sino que me suelo encontrar más flojo en verano que durante el resto del año.

Recuerdo que tardaron un par de años en diagnosticarme una cosa tan sencilla y durante ese periodo cada médico daba un diagnóstico que parecía sacado de la manga: que si epilepsia (cuando nunca me han dado convulsiones), alguna enfermedad cardiaca, algún tumor cerebral o incluso narcolepsia. También que antes las bajadas me daban sin avisar y allí donde me pillase allí que me caía redondo y entre la situación en sí y que siempre he sido grandote pues siempre se montaba un circo. Desde algunos años sé anticiparme a una bajada porque normalmente cuando me va a dar alguna o veo como chispitas y manchas como sacadas de un cuadro de Klimt o directamente pierdo momentáneamente (un par de minutos como mucho, no os asustéis) la visión.

Retrato de Adele Bloch-Bauer por Klimt o una figuración de mi visión antes de una bajada.
Este año encima se me ha juntado el principio del verano con los exámenes y aunque ayer estuve a punto de pedir que me cambiasen los dos últimos por una bajada que me había dado por la mañana al final pude hacerlos.

Qué Electricidad, vaya conexión.
La complicidad de alta tensión.
No hace falta hablar, solo mirarnos,
el mundo gira a tu alrededor. 

Y en la eternidad de tu respiración,
tu sonrisa elástica y yo cruzamos el mar,
sin cambiar de posición. Tu sueñas con decirme,
que en el fondo no somos tan distintos, a veces,
cuesta hasta distinguirnos.

Pero el viento me ha dicho que no lo dejemos escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas
y le he dicho que yo no lo dejare escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas.

Entonces el hombre de la radio dice la palabra en la que estabas pensando
y parece que el mundo sea un sueño
del que aun no has despertado y tu día comienza
y el mio no ha terminado
Pero soñamos lo mismo aunque tu no me lo hayas contado
Y vienen a vernos de otros países
Han visto en la prensa que es algo increíble
que hayamos desafiado la ciencia
haciendo real un amor imposible,
algunos se van aplaudiendo otros dicen que han perdido el tiempo
Pero todos al llegar a casa acaban diciendo;
En el fondo no somos tan distintos
A veces cuesta hasta distinguirnos

Pero el viento me ha dicho que no lo dejemos escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas
y le he dicho que yo no lo dejare escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas
 

Una vez...
 

Pero el viento me ha dicho que no 
Pero el viento me ha dicho que no
Pero el viento me ha dicho que no lo dejemos escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas
y le eh dicho que yo no lo dejare escapar,
que esto es algo que sucede una vez y nunca mas

23 comentarios:

  1. El vientoooo... me gusta la canción.

    Con respecto al calor y el verano, aquí en GDL estamos exactamente en lo opuesto, nos queda menos de un mes de calor y llegará la temporada de ciclones, huracanes y con ello las lluvias, que aquí Abril, Mayo y Junio son nuestro verano ardiente, estos días Andres y Blanca en el pacífico han ayudado a cielos nubosos y temperaturas que gracias a Dios no pasan de los 31 o 32 grados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que suerte tenéis porque precisamente el verano es la estación que menos me gusta por esto que cuento.

      Eliminar
  2. No sabía yo que te daban esos bajones - lo de la visión de un Klimt me ha matado, con lo que me gustan sus cuadros a partir de ahora los veré con otra óptica. Oye y esto no se puede solucionar con un cargamento de gominolas estratégicamente guardado en un cajón de la oficina, no? Porque yo ya me las estaría comprando.

    Qué Crystal Fighter-ish se me ha hecho la canción, me encanta! Aquí tenemos un tiempo de mierda, lleva una semana lloviendo y haciendo frío. Qué ganas de subir al hemisferio norte ahora mismo!

    Abrazotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No? Pues creía que en el blog antiguo lo había comentado alguna que otra vez pero igual nunca llegué a decir nada al respecto. Los cuadros de Klimt son muy bonitos pero es que la combinación de chispas y manchas se las trae.

      En cualquier caso para la diabetes sí que hay tratamiento médico pero para lo mío que es justo lo contrario y bastante menos usual pues sólo queda andarse con cuidado y como bien dices tener al menos siempre a mano caramelos y cosas así. De hecho tengo caramelos tanto en casa como en la mochila en la que llevo las cosas para el trabajo como en los pantalones y las chaquetas.

      Hombre, es lo que tiene que estés en el otro hemisferio, mientras aquí está llegando el calor allí estáis en modo Juego de Tronos.

      Abrazotes.

      Eliminar
  3. Aahhhhhh, esta canción sí la conocía, y me encanta la música y sobre todo la letra...y que bonitos los cuadros de Klimt, aunque es verdad que como han dicho antes cada vez que vea uno va a ser un poco angustioso recordar que así es como ves el mundo poco antes de un bajón de glucosa. Desde luego el contar con esas "señales" antes de que sucedan es muy útil para no andar por el mundo cayéndote relocho, ufff...pues no sé qué decirte, que mucha paciencia con el calor porque en Madrid surcar el verano con ese problema a cuestas tiene que ser peliagudo. Si te convienen más los dulces veranos del Cantábrico, te lo digo yo... :-)
    Abrazos, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes era mucho peor pero al menos ahora tengo un aviso para no hacer el ridículo como antes cuando me daban sin previo aviso.

      Es verdad que el calor en Madrid es de traca pero al menos es un clima seco. El calor húmedo es lo puto peor para lo mío pero no creo que vuelva a San Sebastián, me volví a Madrid pensando en establecerme y echar raíces y no estoy por la labor de moverme más.

      Abrazotes.

      Eliminar
  4. Pues aún está empezando el calor, así que ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo que me espera. Así que paciencia que no me queda otra.

      Eliminar
  5. Mira, con eso de Klimt me he puesto a pensar en esta canción:

    https://www.youtube.com/watch?v=rTLxFmJ9Je0

    A mí me encanta el verano. Igual porque llevo mejor el calor que el frío y los veranos de aquí son más soportables que los de Madrid.

    Lo de tener un problema de salud y que no den con el diagnóstico es un infierno. Si ahora ya sabes cómo afrontarlo es un gran paso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí me ha recordado a esto:

      https://www.youtube.com/watch?v=NaN1rZrYjVk

      Que grande la Gluck.

      Y sí, parece mentira que tardasen tanto en dar la clave de algo tan secillo, que estamos de los primera mitad de los noventa, no de la postguerra.

      Abrazotes.

      Eliminar
  6. wow! mientras te leia lo primero que vino a mi mente es el sindrome de Meniere, espero no sea eso.
    Espero sea algo que sea recuperable. ME dejaste preocupado.
    La cancion chevere! me ha gustado!
    abrazote para ti!

    Selfies de pies??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hombre, el síndrome de Meniere es otra cosa. Lo mío no deja de ser una hipoglucemia crónica. Muy pocas veces recuerdo haber llegado a 60 (el mínimo que se admite como normal) pero por eso mismo tengo que intentar quedarme en la cifra que suelo tener, en torno a 50.

      Claro, ¿no has visto que mucha gente sube fotos de selfies de sus pies en la playa o en la piscina?

      Abrazotes.

      Eliminar
  7. Yo ya me la estoy machacando como un mono, así que para mi oficialmente es verano.

    Ánimo con los exámenes! A finales de mes tengo yo un par y estoy con unas energías...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que aparte de machacártela también tengas tu vida sexual con tus polvetes, tus chupipajas y todo eso jajajajaja.

      Gracias, ya terminé. Ahora a esperar a las notas. Suerte en tus exámenes.

      Eliminar
  8. Pues ánimo y échate unas pastillas de glucagón en la mochila para esas bajadas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, siempre llevo caramelos encima. El glucagón me lo desaconsejaron en su momento porque es muy fuerte y se usa para las bajadas que a veces tienen los diabéticos pero no es bueno para los hipoglucémicos que nuestro estado normal es tener el azúcar un poco bajo.

      Eliminar
  9. Ufff pues con la que está cayendo, que calorrrrr, mucho ánimo y cuidadito con esas bajadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo que me espera... pero bueno, no es ni más ni menos que lo mismo de todos los veranos.

      Eliminar
  10. a mi lo que me jode es la ineficiencia de los doctores que como que tratana de adivinar, y te hacen miles de exámenes, bueno eso, y que a veces se demoren en atenderte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, porque el buen doctor no te hace exámenes...te mira a los ojos y huele el color del viento y ya sabe seguro lo que te pasa.

      Eliminar
    2. Es que los médicos de ahora no son nada sin la sinestesia jajajajaja.

      Eliminar
  11. Ainssss, pues paciencia, porque todavía queda calorcito para rato. Yo sufro el verano en silencio... soy mucho más de frío, para lucir bufanda y, sobre todo, del tiempo templado que no tenemos en Madrid nada más que cuatro días.

    Lo importante, que sepas anticipar, con o sin Klimmt, las bajadas y no te pase nada. ¡Cuídate!

    PD: Klimmt no me decía nada hasta que vi algunos cuadros en persona física hace unos años en una exposición. Y hace unas semanas, en Viena, "El beso" y algún otro me dejó sin habla...

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho lo que escribes, no te leía hace mucho tiempo. Buena canción!

    ResponderEliminar